Patronal y sindicatos firman el acuerdo de moderación salarial hasta 2014

Los interlocutores se felicitan por haber alcanzado el pacto en la crisis

economia

| 25.01.2012 - 14:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Patronal y sindicatos han rubricado esta tarde en la sede del Consejo Económico y Social de Madrid el acuerdo alcanzado sobre negociación colectiva y moderación salarial para el periodo 2012-2013 que alcanzaron en la madrugada del pasado martes, con lo que el Gobierno podrá tenerlo sobre la mesa antes del Consejo de Ministros de este viernes.

Los firmantes han sido los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado. Todos ellos han agradecido la labor de los negociadores por haber hecho posible el acuerdo sobre los convenios colectivos ante la difícil situación económica.

En el acto de la firma del II Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva 2012, 2013, 2014, que se ha celebrado en la sede del Consejo Económico y Social (CES), Rosell ha destacado el pacto por la moderación salarial y ha dicho que el sector privado, al igual que lo hace el público, tendrá que hacer esfuerzos en este sentido durante los próximos años.

Toxo ha destacado el papel de las organizaciones sindicales y empresariales, cuyas reivindicaciones "legítimas" no se han podido acordar en muchas ocasiones, pero que lo han conseguido ahora ante un momento de crisis.

Por su parte, Méndez ha señalado que es un acto de "responsabilidad" por ambas partes y ha hecho un llamamiento al Gobierno para que los firmantes del pacto tengan la oportunidad de explicar su alcance real a las instituciones y gobiernos europeos.

Las negociaciones para alcanzar este acuerdo se intensificaron desde que el pasado 10 de enero los agentes sociales remitieran al Gobierno un documento sobre el estado de las conversaciones para la reforma laboral, en el que defendían el carácter bipartito y autónomo de todo lo relacionado con la negociación colectiva.

Después de que la patronal desistiera la pasada semana, con el beneplácito de sus órganos de gobierno, de pedir una congelación de salarios para los próximos dos años, las partes han acercado posiciones hasta dar con el acuerdo durante la reunión al más alto nivel mantenida en la madrugada del pasado lunes al martes. Esta mañana se han reunido el Consejo Confederal de CC.OO. y el Comité Confederal de UGT, los máximos órganos de decisión entre congresos, para ratificar el acuerdo, mientras que la patronal habría celebrado una reunión extraordinaria de su Comité Ejecutivo y de su Junta Directiva para darle el visto bueno al pacto.

MODERACION SALARIAL

El acuerdo al que han llegado las partes establece que los salarios pactados en convenio "no deberían exceder" del 0,5% este año, aunque podrá activarse una cláusula de actualización al final del ejercicio en determinadas condiciones, teniendo en cuenta la evolución del IPC general, del IPC armonizado de la eurozona e incluso el precio del barril de Brent. Para 2013, los salarios "no deberían exceder" del 0,6%, con una cláusula de revisión que actuaría en los mismos términos que la establecida para 2012. Para 2014 se establece una horquilla salarial, con un suelo de hasta el 0,6% y un tope del 1,5%, en función de la evolución que tenga el PIB en 2013.

En concreto, según el texto redactado por los agentes sociales, si el crecimiento del PIB a precios constantes es inferior en 2013 al 1%, el aumento salarial de 2014 no excederá del 0,6%. Si el PIB supera el 1% pero no llega al 2%, la subida salarial no pasará del 1%, pero si el PIB alcanza o no supera el 2% en 2013, el incremento salarial de 2014 no excederá del 1,5%.

Además de la contención salarial, sindicatos y empresarios establecen en el acuerdo que los beneficios distribuidos deben evolucionar de manera moderada para poder dirigir una mayor parte de los excedentes empresariales a inversiones. En la misma dirección, sostienen que es preciso "adecuar" la retribución de altos directivos y ejecutivos de las empresas.

En 2014, los incrementos salariales pactados (la parte fija) se incrementarán además en un 50% del resultado una vez aplicadas también la cláusula de revisión. En el caso de que este componente variable no se aplicara, el incremento salarial inicial se duplicaría.