CEOE pide elevar a los 70 la jubilación y recortar la prestación de paro

Apuesta por seguir reduciendo empleo público

Propone "equilibrar la imposición directa e indirecta" y rebajar tipos en el Impuesto de Sociedades

José Luis Feito

economia

| 21.10.2013 - Actualizado: 15:04 h
REDACCIÓN

El Instituto de Estudios Económicos (IEE), el 'think tank' de CEOE, apuesta por aumentar la edad de jubilación hasta los 70 años y establecer un periodo mínimo de cotización de 40 años para poder cobrar el 100% de la pensión. Asimismo, el IEE apuesta por recortar la prestación de paro inicial y alargar el cobro a los parados de larga duración.

Así lo ha señalado el presidente del organismo y también presidente de la Comisión de Economía de la patronal, José Luis Feito, en rueda de prensa para presentar un análisis de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, junto al director general del IEE, Joaquín Trigo, y la coordinadora de su Servicio de Estudios, Almudena Semur.

Trigo ha asegurado al poner en contexto la, a su juicio, necesaria reforma del sistema de pensiones, que el gasto en estas prestaciones avanza a un ritmo que lo convierte en un "problema presupuestario inminente".

Como ya destacara la pasada semana el presidente de la CEOE, Juan Rosell, los Presupuestos para el próximo año consignan un incremento de este gasto del 4,9%, un avance que Feito ha tildado de "insostenible". "El envejecimiento se va a acentuar muy rápido y las nuevas pensiones son muy superiores a la pensión media", ha ahondado.

Por ello, desde el Instituto de Estudios Económicos se considera necesario "intensificar y acelerar" la reforma de las pensiones, combinando la formulación del factor de sostenibilidad y profundizando en la reforma paramétrica de 2011 para buscar una mayor proporcionalidad entre lo que se cotiza a lo largo de la vida laboral y la pensión que posteriormente se cobra, lo que se denomina contributividad.

Aquella reforma de las pensiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, "bien orientada", pero dosificada con "dosis homeopáticas", según Feito, elevaba la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años en un horizonte entre 2013 y 2027. Ahora, el IEE apuesta por elevar esta edad a los 70 años, dado que la esperanza de vida es cada vez mayor, y por elevar en paralelo otros cinco años el tiempo de cotización necesario para poder cobrar el 50% y el 100% de la pensión, hasta los 20 y los 40 años, respectivamente.

Estos cambios, según Feito, "se deberían haber hecho hace mucho tiempo" y son incluso más importantes que la nueva fórmula de actualización de la cuantía de las pensiones, porque se dirigen a corregir problemas estructurales del sistema de pensiones.

RECORTAR LA PRESTACION DE PARO INCIAL Y ALARGAR EL PERIODO DE COBRO

Además, el Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha abogado este lunes por recortar la prestación por desempleo inicial a cambio de alargar el periodo de cobro de la prestación a los parados de larga duración. Esta iniciativa se enmarca en la apuesta que hace el Instituto por seguir avanzando en reformas estructurales de mayor calado, que contribuyan al recorte del gasto, dado que los Presupuestos Generales de 2014 no han sido ambiciosos en este aspecto.

El presidente del IEE, José Luis Feito, cree que hay un "margen significativo" de reducción de gasto en el empleo público. Sin especificar, ha señalado que en los últimos años se han creado 300.000 empleos en el sector público y que durante la crisis se han destruido 150.000 de ellos.

En su opinión, en el caso del personal funcionarial poco se puede hacer más allá de amortizar las bajas de personal con una tasa de reposición cero.

En el caso de los empleados no funcionariales, considera que la congelación de salarios llevada a cabo en los últimos cuatro años es un tema "reversible" y "no puede hacerse de manera permanente", mientras que la reducción de plantillas sí lograría corregir la estructura del gasto en la administración.

En materia fiscal, el IEE insiste en que es preciso equilibrar la imposición directa y la indirecta y tratar de aligerar la carga fiscal que soportan las empresas españolas, mayor, según señala, que la del resto de los países europeos, sobre todo después de la supresión de deducciones a las grandes empresas. Por ello, proponen una rebaja de tipos en el Impuesto de Sociedades, modificación que considera "vital" para que las empresas puedan ganar competitividad y reactivar la economía española.

NO PODEMOS DESCARTAR NUEVOS EPISODIOS DE CRISIS

De este modo, el IEE entiende que la reducción del gasto sigue siendo necesaria para apuntalar la consolidación fiscal y reducir el endeudamiento público dada la fragilidad de la recuperación, y alerta concretamente que en 2014 será preciso emitir hasta 240.000 millones de euros para financiarse y pagar los vencimientos pendientes. Además, según el director general del IEE, Joaquín Trigo, también presente en el acto, existen "partes negras" en la financiación de las comunidades autónomas que podrían esconder deudas que aún no han sido afloradas.

En este contexto, Feito ha asegurado que, aunque la recuperación económica es innegable, "España está caminando por el borde del precipicio", ya que cualquier incumplimiento de la senda de consolidación fiscal haría aumentar la prima de riesgo y así el coste de la deuda, entrando en un círculo vicioso que llevaría a una nueva recaída en la crisis. "No podemos descartar nuevos episodios de crisis", advierte el IEE en su informe.

Por otro lado, aunque no hubiera recaídas, Feito ha dejado claro que "la recuperación tardará mucho tiempo en ser visible para las familias españolas". "Los Presupuestos de 2014 lo que dicen es que la situación de las familias es muy mala, pero no va a ir a peor", ha añadido.