CEOE califica de realistas los presupuestos pero alerta del peligro del déficit

Rosell pide "cortar" el incremento de la deuda pública y anima al Gobierno a seguir con las reformas

Pide al Gobierno que hable con los empresarios sobre las pensiones

economia

| 16.10.2013 - 17:44 h
REDACCIÓN

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha valorado los Presupuestos Generales del Estado de 2014 y los ha calificado de realistas, al tiempo que ha destacado que el principal objetivo es el control del déficit, al que ha definido como "el peligro inmediato".

En la conferencia de prensa de presentación de un informe sobre los presupuestos, Rosell ha incidido en que el déficit hay que cortarlo de forma "importante y paulatina".

El presidente de la CEOE ha recordado que en muy corto espacio de tiempo el endeudamiento pasará del 36% en el año 2006 a casi el 100% en 2014. En su opinión, esto "hay que cortarlo" porque es imposible seguir en esa senda.

Rosell ha destacado que la percepción exterior valora la mejoría de la economía española y ha subrayado la importancia de la evolución de las inversiones hacia España, del crecimiento de la bolsa o del aumento de las exportaciones.

Asimismo, ha reiterado la importancia de una reforma no llevada a cabo por el Gobierno y sí por los agentes sociales como fue el acuerdo de moderación y racionalización salarial en enero de 2012 que era "absolutamente imprescindible".

Este hecho, según Rosell, ha merecido el aplauso de otras patronales europeas por lograr rebajar "drásticamente" los costes salariales, aspecto que se ha visto beneficiado por la baja inflación.

PREOCUPADO POR LAS PENSIONES

Además, ha confiado en que haya un acuerdo global en la reforma de las pensiones entre el Gobierno, la oposición y los agentes sociales y ha recalcado que el gasto en pensiones subirá en 2014 el 4,9% respecto a este año.

Rosell ha dicho que está "tremendamente preocupado" con las pensiones y ha subrayado que es un asunto, no del Gobierno sino de la sociedad en su conjunto, que debe hablarse mucho con los agentes sociales, especialmente con los empresarios.

En este sentido ha incidido en que quiere un análisis completo sobre las pensiones a medio y largo plazo, "pero sin prisa y sin tener que decir sí en diez días".