CC.OO. y UGT tras 40 años de su legalización: "Hemos luchado contra el intento de debilitarnos"

La legalización de los sindicatos cumple 40 años

Aseguran ser el "baluarte y la garantía" de los derechos y libertades democráticas de los trabajadores"

Sostiene que última reforma laboral aprobada por el PP fue el instrumento para lograr su debilitamiento

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y el de UGT, Pepe Álvarez, han anunciado movilizaciones, que comenzarán este domingo 19 con manifestaciones en más de 40 ciudades, para reclamar "empleo y salarios dignos" ante las subidas de precios y la pérdida de poder adquisitivo. En una rueda de prensa conjunta, Toxo también ha avanzado que el próximo 22 de febrero habrá concentraciones, tanto del sector público como del privado, ante las sedes de las organizaciones empresariales de toda España y de las delegaciones de Gobierno para desbloquear la situación sobre negociación colectiva sobre salarios.

economia

| 27.04.2017 - 11:12 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Las organizaciones sindicales CC.OO. y UGT han puesto de relieve, con motivo del 40 aniversario de su legalización, que los sindicatos han seguido "trabajando y luchando" en este tiempo contra el intento de debilitarlos y confontrarlos unos con otros.

La última reforma laboral aprobada por el PP fue, según ambas organizaciones, el instrumento mediante el que se intentó trasladar a la sociedad una imagen de pérdida de fortaleza del movimiento sindical. Asimismo, consideran que este mecanismo recortó la negociación colectiva, actividad de la que son partícipes, y favoreció al desequilibrio de las relaciones laborales en favor de los empresarios.

No obstante, CC.OO. y UGT han señalado que han vencido "obstáculos" y han demostrado que son "organizaciones fuertes y muy representativas en las empresas".

También han subrayado que son el "baluarte y la garantía" de los derechos y libertades democráticas de los trabajadores. Además, han recordado que para la legalización de las organizaciones sindicales fueron "necesarios muchos y enormes sacrificios, con encarcelamientos, despidos, huelgas y un gran sentido de responsabilidad y tolerancia para avanzar hacia la libertad sindical plena".

Por otro lado, han insistido en que la legalización de los sindicatos marcó la singularidad de aquel momento "histórico y la trascendencia de una lucha que, con frecuencia, se desvirtúa o banaliza".

Para los sindicatos, la creación, desarrollo y consolidación del movimiento sindical confederal fue "un factor decisivo para el avance de la transición democrática".

SE CUMPLEN 40 AÑOS DE SU LEGALIZACIÓN

Tal día como hoy hace 40 años los sindicatos fueron legalizados, un hito que sirvió para acelerar el proceso democrático en España y que fue posible gracias a las movilizaciones obreras y ciudadanas. En un comunicado, CCOO y UGT han recordado que fueron necesarios "muchos y enormes sacrificios", con encarcelamientos, despidos y huelgas, así como un gran sentido de la responsabilidad y tolerancia para avanzar hacia la libertad sindical plena.

"Fuimos legales porque luchamos para conquistar el derecho a serlo. Nada nos regalaron", han advertido CCOO y UGT, quienes han lamentado que la trascendencia de aquella lucha "con frecuencia se desvirtúa o banaliza" en la actualidad.

"La situación exigía inteligencia y firmeza", porque se trataba de hacer real su legalización, pero también garantizar una democracia plena, sin exclusiones y en un momento de cambio en un país con fuertes tensiones políticas y sociales y en el que los partidos políticos acababan de recibir su condición de "organizaciones legales".

En ese momento, han recordado, los sindicatos tuvieron que actuar movilizándose, negociando e impulsando una intensa actividad política e institucional, hasta lograr ser legales el 27 de abril de 1977.

Durante estas cuatro décadas, los sindicatos han seguido trabajando y luchando contra el intento de debilitarlos, trasladando a la sociedad una imagen de pérdida de fortaleza con instrumentos como la reforma laboral, que ha recortado la negociación colectiva y desequilibrado las relaciones laborales en favor de los empresarios.