Bruselas pide a España un ajuste "lo antes posible" de 5.500 millones para cumplir con el déficit

Moscovici: hay "paciencia" con España pero necesita presupuesto cuanto antes

Bruselas pide a España garantizar "lo antes posible" un ajuste de 5.500 millones para cumplir con el déficit

economia

| 26.10.2016 - 13:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, dijo hoy que la Comisión Europea (CE) es "muy paciente" con España, pero instó a que el nuevo Gobierno presente "cuanto antes" un presupuesto definitivo para 2017. "Con España no tenemos prisa, somos muy pacientes", dijo Moscovici en una rueda de prensa en Bruselas. Este martes, la Comisión Europea envío a Madrid una carta en la que pedía a España que envíe lo antes posible, una vez haya un nuevo Gobierno, un presupuesto completo que incluya medidas para que el país cumpla el año que viene con su objetivo de reducir su déficit público al 3,1% del PIB.

"No estamos dando un ultimátum, respetamos las reglas democráticas, pero esperamos que lo más pronto posible se cumplan los compromisos y las medidas prometidas se pongan en marcha", incidió Moscovici.

El titular comunitario de Asuntos Económicos recordó que "el gobierno de Mariano Rajoy tomó compromisos necesarios para avanzar de forma positiva" por lo que espera que el presupuesto llegue "lo antes posible".

El político socialista francés apuntó que "tras lo ocurrido en un partido" que conoce "bien", en referencia al Partido Socialista español, "parece que puede haber un gobierno" con plenos poderes.

La Comisión Europea ha reclamado al nuevo Gobierno español que elabore y remita "lo antes posible" un presupuesto actualizado para 2017 que contenga las reformas necesarias para cumplir con el objetivo de reducir el déficit hasta el 3,1% del PIB, lo que supone aprobar unos ajustes de unos 5.500 millones de euros.

En una carta, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, agradecen al Ejecutivo en funciones que haya enviado a tiempo el borrador presupuestario para 2016, que Bruselas recibió el 15 de octubre, pero recuerda que la previsión de cierre para 2017 es del 3,6%, cinco décimas por encima de la cifra pactada. "Por lo tanto, pedimos garantías por parte de las autoridades españolas de que en los próximos días el nuevo Gobierno, lo antes posible una vez que haya asumido el cargo, entregue un borrador presupuestario actualizado a la Comisión (Europea) y al Eurogrupo en el que garantice el cumplimiento de los objetivos", añade la carta, enviada al ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis De Guindos.

El Ejecutivo comunitario asegura en la misiva ser consciente de que el borrador actual sólo incluye las acciones que ha podido adoptar un Ejecutivo en funciones y no contiene nuevas medidas para 2017.

Tras eludir en verano una multa por haber incumplido con sus objetivos de reducción del déficit del año pasado, España se comprometió a reducir su déficit este año al 4,6 % del PIB, el próximo al 3,1 % y el siguiente, al 2,2 %.

El Ejecutivo comunitario también ha enviado cartas a otros siete países de la eurozona tras hacer una evaluación preliminar de sus borradores de presupuesto enviados a mediados de mes.

Salvo España y Lituania, todos tendrán que responder mañana a la Comisión.

En el caso lituano, como en el español, Bruselas también espera a que se forme un gobierno tras las recientes elecciones para que envíen un proyecto de presupuesto actualizado.

Portugal y Bélgica, por su parte, deberán aportar informaciones complementarias sobre las medidas que tomarán para cumplir con sus objetivos de déficit, aunque las conclusiones preliminares de la CE apuntan a que ambos países cumplirán con las reglas.

Portugal, como España, se salvó en verano de una multa por no haber corregido su desvío presupuestario en 2015 pero se ha comprometido a tomar medidas adicionales para encarrilarlo en 2017.

Por el contrario, en el caso de Italia, Finlandia y Chipre, Bruselas prevé que no cumplan con el ajuste estructural recomendado y han pedido a los países que expliquen a qué se deben estas diferencias.

Moscovici, sin embargo, ha dejado claro que estas conclusiones preliminares no prejuzgan el resultado final del análisis, es decir, que les vayan a pedir un nuevo presupuesto, ni las etapas siguientes.