Bruselas bloquea la fusión entre las bolsas de Londres y Francfurt

La bolsa de Fráncfort dice que están muy bien preparados para seguir solos

La libra se tambalea a la espera de la activación del artículo 50

Bolsa de Fráncfort

economia

| 29.03.2017 - 11:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

La Comisión Europea (CE) vetó hoy la fusión entre el grupo London Stock Exchange (LSE), gestor de la Bolsa de Londres, y el alemán Deutsche Börse, gestor del parqué de Fráncfort, informó el Ejecutivo comunitario. "La investigación de la Comisión ha concluido que la fusión habría creado un monopolio 'de facto' en los mercados de compensación de instrumentos de renta fija", dijo la CE en un comunicado.

El bloqueo de Bruselas llega después de que LSE rechazase vender su participación de control en la plataforma de negociación italiana MTS, un requisito exigido por la Comisión para dar luz verde a la operación, valorada en unos 29.000 millones de euros. "Dado que las partes no han ofrecido los remedios exigidos para abordar nuestras preocupaciones en materia de competencia, la Comisión ha decidido prohibir la fusión", dijo la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La Comisión subrayó que la cesión de MTS, "un activo relativamente pequeño comparado con los ingresos y el valor de mercado combinado de las partes" habría sido un "remedio claro" para resolver las preocupaciones de Bruselas. La CE precisó que exigió esta desinversión puesto que el compromiso ofrecido por las compañías de ceder LCH Clearnet -una casa de contrapartida central- por sí mismo no era suficiente para garantizar la competencia.

En última instancia las partes ofrecieron "minutos antes del límite de tiempo" una serie de medidas "de conducta" en lugar de la venta de MTS para satisfacer a Bruselas, que consideró que no eran suficientes para asegurar que LCH Clearnet pudiese competir por sí sola en el mercado de instrumentos de renta fija. En este contexto, la CE consideró que la fusión habría supuesto un monopolio 'de facto' en el mercado de estos instrumentos, que incluyen, por ejemplo, los bonos soberanos o los acuerdos de recompra.

Además, habría suprimido la competencia horizontal en el mercado de negociación y compensación derivados sobre acciones individuales, en concreto de acciones de sociedades belgas, holandesas y francesas. LSE anunció en febrero que no aceptaría la desinversión en MTS y que era improbable que recibiese el visto bueno de la Comisión.

El grupo consideró este requisito "desproporcionado" y argumentó que MTS es una gran fuente de ingresos y beneficios y que su desinversión dañaría la relación con los reguladores de los mercados. La operación, anunciada en marzo y aprobada en julio por los accionistas de ambos grupos, preveía una fusión "entre iguales" para crear un "grupo de infraestructuras para mercados globales basado en Europa", que habría tenido capitalización bursátil similar a la de mercados de futuros estadounidenses como ICE (26.600 millones de euros)

Según los términos anunciados en marzo, el grupo se estructuraría en acciones, de forma que los accionistas de la LSE recibirían el 45,6 % de los títulos, mientras que los inversores de la alemana percibirían el 54,4 %. En virtud de estos planes, las dos partes hubieran conservado sus respectivas sedes en Londres y Fráncfort y cotizado en ambos parqués.

LA LIBRA SE TAMBALEA A LA ESPERA DE LA ACTIVACIÓN DEL ARTÍCULO 50

La libra esterlina inició hoy la jornada a la baja a la espera de que a las 11.30 GMT el Gobierne británico active el artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que dará inicio a las negociaciones con Bruselas para el "brexit". La divisa británica, que se ha devaluado un 17 % desde la víspera del referéndum del 23 de junio de 2016, se depreciaba esta mañana un 0,4 % frente al dólar, hasta 1,24 dólares, y un 0,2 % frente al euro, hasta 1,149 euros.

Por otra parte, la Bolsa de Londres, cuyas multinacionales se benefician de la debilidad de la libra, llegó a subir un 0,41 % en la negociación de hoy, aunque a las 09.10 GMT subía apenas un 0,01 %, hasta 7.344,04 enteros. Los analistas prevén una sesión agitada, en la que el comportamiento de la libra y de los mercados dependerá en buena medida del contenido de la carta que el embajador británico ante la Unión Europea (UE), Tim Barrow, entregará al presidente del Consejo Europeo, Donald Dusk.

Los inversores están pendientes del detalle de esa misiva y del tono, conciliador o agresivo, que pueda haber expresado la primera ministra, Theresa May, en el documento, que ayer rubricó en su residencia de Downing Street. "Los detalles lo son todo", ha declarado el analista de mercados de ETX Capital Neil Wilson. "Tendremos un largo periodo de volatilidad de la libra y de los activos del Reino Unido si el Gobierno se embarca en unas negociaciones desafiantes", afirmó.

El analista recordó que también existe como trasfondo "la cuestión de Escocia y la amenaza de que se rompa el Reino Unido", después de que el Parlamento escocés autorizara ayer al Gobierno autonómico a pedir permiso a Londres para celebrar un segundo referéndum de independencia.