Botella defiende el fomento de la cultura del emprendimiento "desde la cuna"

Las nuevas sociedades creadas en Madrid han pasado del 11,9% en 2007 al 13,0% en 2011

La alcaldesa aboga por coordinar más las actuaciones para eliminar duplicidades

economia

| 06.11.2012 - 16:42 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido este martes la necesidad de fomentar la cultura del emprendimiento "desde la cuna" y ha animado a los madrileños a "arriesgarse", es decir, intentarlo y si se fracasa volver a empezar. La primera edil ha afirmado durante la presentación del informe 'Finanzas inclusivas para crear empleo en Madrid' que España, a diferencia de lo que pasa en Estados Unidos, todavía tiene la "asignatura pendiente" de la apuesta por el emprendedor.

"Nuestra generación no se favoreció del emprendimiento, nuestra sociedad no era de emprendedores e incluso hubo algún momento, ya superado, en el que estaba mal visto ganar dinero", ha señalado responsabilizando en parte de esta percepción a la "formación católica" frente a la protestante, predominante en el mundo anglosajón, donde también existe la cultura del fracaso, que favorece que el emprendedor lo siga intentando hasta que lo consigue.

Frente a esa "demonización del empresario" de otros tiempos, la alcaldesa ha defendido que ahora las cosas se ven bajo otro prisma ya que la sociedad es consciente de que quien crea empleo es precisamente el empresario. "Las administraciones no podemos crear empleo pero sí establecer las condiciones jurídicas para que se cree", ha apostillado.

"La política del emprendimiento es una inversión pública con importantes retornos económicos y sociales. Hay que explicar a los niños desde la cuna que tienen que ser emprendedores", ha añadido.

Botella ha defendido este principio en la presentación del informe 'Finanzas inclusivas para crear empleo en Madrid', que ha contado con la colaboración de la Fundación ICO y la Fundación Nantik Lum así como con la financiación de Citi.

ONCE INICIATIVAS

El estudio propone once iniciativas concretas para generar empleo en Madrid teniendo en cuenta que Madrid acoge al 15 por ciento del total de las empresas españolas. La gran mayoría de las empresas madrileñas se caracterizan por ser micro y pequeños negocios: el 59,5 por ciento de las empresas no tienen ningún empleado (autoempleo) y el 94,7 por ciento menos de diez.

Por otro lado, se estima que en Madrid existen 420.223 potenciales emprendedores. La propuesta del informe es tomar los elementos con éxito del modelo de finanzas inclusivas neoyorquino y adaptarlas al contexto madrileño para ver cómo se puede construir y consolidar un sistema de finanzas inclusivas, que cumpla con el objetivo de apoyar a las micro y pequeñas empresas de Madrid con el fin de crear más empleo.

Las propuestas pasan por aprobar definitivamente la Ley del Emprendedor, reducir los trámites administrativos para la puesta en marcha de nuevos negocios, crear un departamento específico dentro de la Administración para el desarrollo de pequeños negocios tradicionales, revisar los mecanismos de financiación, sensibilizar a la sociedad española sobre el potencial del emprendimiento o impulsar el emprendimiento en el sistema educativo.

Al hilo de esto, el representante de la Fundación Nantik Lum, Juan de la Riva, ha calculado que en Madrid se necesitan 420.000 euros en préstamos que no han sido concedidos a los emprendedores pero, por otro lado, ha destacado que la capital ocupa el séptimo puesto mundial como ciudad en la que crear un negocio siendo Nueva York la primera. A eso han ayudado iniciativas del Ayuntamiento de Madrid, desgranadas por Botella, como los viveros de Madrid Emprese, el fondo de capital semilla o la zona franca del Barrio de las Letras.

Botella, que ha confesado que desde hace años sigue al llamado 'banquero de los pobres' Muhammad Yunus y su política de apoyo al microcrédito, ha defendido que las mejores destinatarias de estas ayudas son las mujeres. Se ha basado para hacer esta afirmación en informes de la ONU, que indican que las mujeres desarrollan el pequeño entorno que tienen alrededor cuando ponen en marcha un negocio.

La alcaldesa, por otro lado, ha pedido mayor coordinación. "Hacen falta menos actuaciones pero más coordinadas, orquestarlas y eliminar las duplicidades", ha apostillado. Hace falta también, como ha destacado, menos gasto y mayor coherencia para conseguir que todos los programas existentes se evalúen con criterios de eficacia y eficiencia, suprimiendo los que sean redundantes o ineficaces. "

La última línea supone ir hacia "menos leyes, menos trabas, menos impuestos y más unidad de mercado", por un lado, y por otro una mayor implicación de la "sociedad civil y de la gran empresa a favor de los emprendedores".