La bolsa española cae 2,77% y registra un nuevo mínimo anual por la banca

El futuro de Bankia sigue arrastrando a todo el sector financiero español

La prima de riesgo sube hasta los 456 puntos

economia

| 09.05.2012 - 10:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La caída de la banca por las nuevas provisiones que impondrá el Gobierno al sector ha condicionado hoy la bajada de la bolsa española, que ha perdido el 2,77 por ciento, la sexta mayor caída del año, y ha marcado un nuevo mínimo anual (6.812 puntos). Con la prima de riesgo en 456 puntos básicos, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha bajado 194,20 puntos, el 2,77 por ciento, hasta 6.812,70 puntos, con lo que continúa en niveles similares a los de marzo de 2009. Las pérdidas anuales aumentan al 20,47 por ciento.

En Europa, Milán bajó el 1,18 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,47 por ciento; Londres, el 0,44 por ciento, y París, el 0,2 por ciento. Subió Fráncfort, el 0,47 por ciento.

Las pequeñas ganancias que lograba el mercado nacional en la apertura, motivadas por el alza de las plazas europeas debido a los buenos datos comerciales alemanes (las exportaciones crecieron el 0,7 por ciento en marzo), desaparecían rápidamente por la caída de los bancos.

La bajada del sector, afectado por las nuevas provisiones que tendrán que efectuar para cubrir la cartera de préstamos al sector constructor y promotor que hasta ahora se consideraba "no problemática", unos 140.000 millones, les obligaría a dotar entre 20.000 y 40.000 millones, determinaba que la bolsa perdiera hora y media después de la apertura el nivel de 6.900 puntos.

La caída de la banca coincidía con el empeoramiento de la situación en el mercado de deuda, donde la rentabilidad de los bonos a largo plazo superaba el 6 por ciento, lo que no sucedía desde mediados de abril, y la prima de riesgo avanzaba hasta 450 puntos básicos.

Después del mediodía y con una caída cercana al 3 por ciento, la bolsa oscilaba sobre el nivel de 6.800 puntos mientras se conocían informaciones en torno a las dificultades para formar Gobierno en Grecia.

Un poco antes de la apertura de Wall Street, la bolsa española marcaba el mínimo anual durante la sesión en 6.372,60 puntos. A pesar de que el mercado neoyorquino comenzaba la sesión con pérdidas que se incrementaban rápidamente y superaban el 1 por ciento, la bolsa nacional intentaba recuperar la cota de 6.800 puntos.

El euro caía hasta 1,291 euros -nivel de mediados de enero pasado- una hora y media antes del cierre y de que el crudo Brent bajara a 111,5 dólares, Wall Street reducía sus pérdidas y el mercado nacional cerraba por encima de 6.800 puntos.

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 4,73 por ciento; Banco Santander, el 4,52 por ciento; Repsol, el 4,23 por ciento; Iberdrola, el 3,18 por ciento, y Telefónica, el 1,61 por ciento.

Gamesa lideró las bajadas del IBEX con un descenso del 6,96 por ciento, seguida de Caixabank, que cedió el 6,69 por ciento, y de Mapfre, que cayó el 6,27 por ciento después de anunciar un descenso del beneficio trimestral del 12,5 por ciento, mientras que Bankia ha caído el 5,84 por ciento, y Sacyr, el 5,79 por ciento.

Subieron seis compañías del IBEX, con Técnicas Reunidas a la cabeza y un alza del 3,14 por ciento después de que consiguiera un contrato en Canadá, en tanto que Acerinox avanzó el 3,07 por ciento; DIA, el 1,58 por ciento, y Amadeus, después de presentar resultados, el 0,65 por ciento.

Quabit encabezó las pérdidas del mercado continuo con una bajada del 9,84 por ciento, mientras que Vértice 360, por informaciones sobre la firma de una alianza con Mediapro, comandó las ganancias con una subida del 9,52 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía y se situaba en el 6,08 por ciento al cierre, mientras que el rendimiento de los títulos germanos descendía dos centésimas, hasta el mínimo histórico del 1,52 por ciento.

El efectivo negociado ha sido de 4.395 millones de euros, de los que algo más de 2.250 fueron intermediados por inversores institucionales.