Ausbanc se quedó más de 900.000 euros de afectados por cláusulas suelo

Luis Pineda

economia

| 29.06.2016 - 12:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

Ausbanc, cuyo presidente, Luis Pineda, está en prisión por extorsionar a bancos y empresas, tejió acuerdos con varias entidades en detrimento de sus propios asociados, hasta el punto de que llegó a quedarse con parte del dinero que pagaban y, en el caso de Liberbank, se apropió de 917.000 euros. Esa es una de las conclusiones de un informe que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha remitido al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en el marco de la investigación sobre las prácticas de Ausbanc y del pseudosindicato Manos Limpias.

Este informe se apoya en las declaraciones de nuevos testigos, entre ellos responsables de Catalunya Banc, Banco Sabadell, Banco Mare Nostrum, Caja Rural del Sur, Volkswagen, Skoda, Liberbank, así como el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa o el portavoz de Facua, Rubén Sánchez. La Policía concluye que Ausbanc estableció o intentó establecer acuerdos con varias entidades financieras para alcanzar acuerdos extrajudiciales en asuntos relacionados con cláusulas suelo o cláusulas de redondeo.

En concreto, a Catalunya Banc le ofrecieron una doble vía: o bien canalizar el pago a los afectados y quedarse con parte de ese dinero como compensación o bien alcanzar un acuerdo de colaboración a futuro con compromiso de guardar "lealtad y máximo respeto" a cambio de patrocinios.

Luis Pineda emprendió otro tipo de negociaciones con otras empresas y entidades, como Volkswagen, afectada por el escándalo de las emisiones de gases, y a la que ofrece retirar una demanda a cambio de subvencionar un estudio sobre publicidad con un coste de 30.000 euros.

Pero uno de los casos más llamativos es el de Liberbank, que accedió a pagar a Ausbanc para que distribuyese el dinero entre sus asociaciones y se encargase de convencerlos de que firmasen la novación de las condiciones. Pero Liberbank no comprobaba si el dinero que pagaba se distribuía o si la entidad de Luis Pineda se quedaba el dinero.

En concreto, la cuenta bancaria de Ausbanc Consumo recibió 1.145.000 euros provenientes de Liberbank en cuatro pagos, cantidad pactada para los acuerdos extrajudiciales, según la declaración del director de la asesoría jurídica del banco, Carlos Rubio.

El acuerdo, firmado en diciembre de 2013, afectaba a 127 expedientes judicializados, por cada uno de los cuales Ausbanc recibiría 7.000 euros tras la novación de las condiciones; otros 64 expedientes prejudiciales, a 4.000 euros cada uno; y al resto que fueran entrando, por cada uno de los cuales obtendría 1.400 euros.

Con los 1.145.000 euros recibidos, Ausbanc hizo 164 pequeñas transferencias por importe total de 346.161 euros, pero la Policía aprecia asimismo que se benefició de un remanente de 917.000 euros. Ese dinero se envió en 16 transferencias a las cuentas de Ausbanc.

Además, en la misma fecha se firmaron acuerdos publicitarios entre la entidad y Ausbanc, que eran las condiciones que exigía la asociación de Pineda. El informe analiza los acuerdos con otra entidad, la Caja Rural del Sur, con quien se alcanzaron diversos acuerdos en 2014 y 2015: la caja pagaba 150.000 euros por convenios publicitarios en cada uno de los años y 75.000 euros por los informes denominados ICTRA, también en cada uno de esos años.

El acuerdo implicaba que Ausbanc recibía 1.200 euros cuando la demanda estaba judicializada y unos 500 si no lo estaba. La Policía recuerda que los asociados de Ausbanc ya pagan una cuota mensual y abonan un 25 % de lo recuperado si ganan sus recursos, de modo que los gastos de representación de los clientes "están más que cubiertos".

Además, destaca que se trata de cantidades fijas independientemente del estado en el que se encuentren dichas demandas, por lo que más parece inferir que se tratan de "incentivos" ofrecidos a Ausbanc para evitar que los clientes agoten la vía procesal y firmen el acuerdo ofrecido. Otro de los casos analizados es el del Banco Santander, que pasó de destinar 437.782,54 euros a las publicaciones de Ausbanc en 2003 a 826.445,83 euros en 2016.