Arturo Fernández dice que seguirá en CEOE aunque no fuera reelegido en CEIM

Asegura que los empresarios echan de menos a Esperanza Aguirre

Arturo Fernández

economia

| 21.01.2014 - 19:22 h
REDACCIÓN

El presidente de la patronal madrileña CEIM y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, tiene claro que mantendrá su cargo en la CEOE aunque no fuese reelegido para continuar al frente de los empresarios de Madrid y asegura que los estatutos le amparan y el presidente, Juan Rosell, le respalda.

Arturo Fernández que no oculta su admiración por Esperanza Aguirre, cree que empresarios y ciudadanos "echan de menos" a la expresidenta regional aunque califica de "atrevida y magnífica" la gestión de su sucesor en esta Comunidad, Ignacio González.

En una entrevista en el marco de Efe Encuentros, Fernández asegura que ni su imputación en el caso Bankia ni la investigación de la Fiscalía por presuntos pagos irregulares a sus trabajadores afectarán a su reelección a la presidencia de la CEIM ni a su continuidad en la CEOE, en la que dice contar con el apoyo "al cien por cien" de Rosell.

"Hay miles de grandes empresarios españoles que sin cometer delitos son investigados" dice al tiempo que recuerda que "estar imputado, no es estar condenado" y que el caso de los pagos en negro fue archivado "porque se vio que no había delito ni problema alguno".

Su intención es volver a ganar las elecciones, un proceso en el que por primera vez en 36 años habrá una candidatura alternativa, la de Hilario Alfaro, presidente de la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM).

La fecha exacta aún no se sabe, aunque los estatutos marcan como tope el 24 de marzo y previsiblemente será la junta directiva, que se celebrará entre el 15 y el 17 de febrero, la que decida el día de la convocatoria electoral.

En caso de no salir elegido, Fernández no ve inconveniente para mantenerse en la CEOE, ya que existen precedentes y así lo permiten los estatutos de la organización, si bien reconoce que en ese caso sería "una decisión del señor Rosell".

Recuerda que hoy la CEIM es la organización con más influencia dentro de la CEOE y con más poder en la Ejecutiva, hasta un total de nueve miembros, y hace hincapié en que su posición en la organización es de fortaleza y que nadie le ha dado nunca "un toque" para que se marche, "si no todo lo contrario".

Sobre su gestión durante casi siete años al frente de la CEIM, reconoce que ha habido "luces y sombras", pero destaca que su equipo ha modernizado la organización, que ahora es económicamente más fuerte y transparente.

Fernández rechaza a quienes le acusan de "seguidismo político" y asegura que si el Gobierno no lo hiciera bien "sería el primero en criticarlo".

REFORMA LABORAL Y LETRA PEQUEÑA

Defiende la gestión de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, de cuya reforma laboral dice que ha sido "la mayor que se ha hecho en este país desde que entró la democracia", ya que ha servido para crear más empleo del que ha destruido y "ha dado un respiro a los empresarios".

No obstante, considera que "todavía hay que hacer algunos remates" a la reforma laboral y apuesta por que 2014 sea el año "de la letra pequeña y de las mini reformas".

En su opinión, "la letra pequeña del Estatuto de los Trabajadores es muy prolija y muy larga, y hay que tocarla en beneficio de empresarios y trabajadores".

El presidente de CEIM pone de ejemplo a Alemania, donde se hizo una reforma laboral que luego dio cabida a cuatro "mini reformas".

Entre otras mejoras, propone "desjudicializar" los conflictos laborales para aligerar su resolución y que no se queden estancados en los tribunales.

Otro de los "remates" que plantea se refiere a los contratos, cuya simplificación administrativa aplaude, aunque cree que se debería fomentar más la utilización del contrato a tiempo parcial, "muy utilizado en Europa y bueno para crear empleo".

LOS EMPRESARIOS ECHAN DE MENOS A ESPERANZA AGUIRRE

El presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM), Arturo Fernández, cree que empresarios y ciudadanos "echan de menos" a la expresidenta regional Esperanza Aguirre, aunque califica de "atrevida y magnífica" la gestión de su sucesor en esta Comunidad, Ignacio González.

Fernández aplaude la gestión "atrevida, magnífica y siguiendo los pasos que le marcó Esperanza Aguirre" de Ignacio González, aunque confiesa que añora a la que define como gran amiga, por haber sido "una gran presidenta" para esta región al dotarla de una educación y una sanidad "magníficas", haber rebajado los impuestos y haber favorecido al tejido empresarial.

"Creo que todos los empresarios y los ciudadanos madrileños, en general, la echamos de menos", sentencia Fernández, que también valora el trabajo de Ana Botella al frente del Ayuntamiento de Madrid pese a las "dificultades" derivadas del Madrid Arena y de las numerosas huelgas que ha soportado el consistorio.

Como no podía ser de otra manera, está "al día" de los proyectos que se vislumbran para Madrid, desde la operación Chamartín -"que hay que reactivar"- hasta el complejo Canalejas que transformará la almendra central de la capital.

Pero sin duda alguna, Arturo Fernández aguarda a que "otro (Sheldon) Adelson se instale en Madrid con un proyecto tan espectacular como Eurovegas", cuya envergadura -reconoce- "será muy difícil de igualar".

Desde junio de 2007 este empresario de tercera generación preside la confederación empresarial "con más poder de influencia" en CEOE. El próximo marzo optará a un nuevo mandato, pero no estará solo porque, por primera vez en los 35 años de CEIM, no habrá lista única. Otro empresario, Hilario Alfaro, ya ha anunciado que se presentará a las elecciones, decisión que Arturo Fernández describe como un "abrir las ventanas a la democracia" en el seno de la organización empresarial más importante de España.

uiere contar con él o no. "Yo estaré encantado, como he hecho hasta ahora, de ponerme al servicio de CEOE".