Aprobado el déficit de las autonomías que rechazan 6 del PSOE, Cataluña y Cantabria

La Comunidad de Madrid vota a favor de relajar el déficit porque permite mantener servicios públicos de calidad

El Consejo aprueba elevar en una décima, hasta el 0,4 %, el objetivo de déficit para 2018 y el 0,1 % para 2019, cuando era del 0 %

Las comunidades socialistas reiteran el 'no' al déficit propuesto por Montoro, salvo Extremadura que se ha abstenido

economia

| 07.07.2017 - 13:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado este jueves elevar en una décima, hasta el 0,4 %, el objetivo de déficit para 2018 y el 0,1 % para 2019, cuando era del 0 %, y lo ha hecho con el rechazo de seis comunidades socialistas (todas menos Extremadura, que se abstuvo), Cantabria y Cataluña.

Si bien Cataluña se posicionó en contra, no pudo votar al enviar la Generalitat como representante al secretario de Economía, Pere Aragonés, y, estatutariamente, en este foro sólo pueden votar los consejeros autonómicos.

Votaron a favor de los nuevos objetivos de déficit las cinco comunidades del PP, las ciudades autónomas Ceuta y Melilla y Canarias, que ayer consiguió del ministro Cristóbal Montoro el compromiso para que las islas puedan destinar el superávit de este año a inversiones productivas.

El Consejo de hoy, presidido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se celebra a sólo una semana del anterior, y con la pretensión de suavizar los objetivos de déficit de las comunidades y permitirles una mayor holgura de gasto.

Sin embargo, las comunidades socialistas han coincido en criticar esa décima de margen al entender que lo que necesitan es que se suavice la regla de gasto para poder invertir sus ingresos. Además, han lamentado que el Gobierno quite la décima, que entrega a las comunidades, a la Seguridad Social, un ámbito ya deficitario que, dicen, siempre han querido preservar junto a la sanidad y la educación

MADRID A FAVOR DE RELAJAR EL DÉFICIT

La consejera de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, ha avanzado este viernes que votarán a favor de relajar la senda de déficit público en 2018 y 2019, tal y como ha propuesto el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, ya que lo "importante" es que se conseguirá conjugar el cumplimiento de déficit con la prestación de servicios públicos de calidad.

Hidalgo ha avanzado que "Madrid siempre va a estar de acuerdo en conseguir el objetivo de estabilidad presupuestaria, que los ingresos cada vez se aproximen más a los gastos". Así, ha indicado que votaron a favor del 0,3 por ciento fijado en la pasada reunión del CPFF y ahora que "el ministro considera que se puede suavizar un poquito esa senda" votan también a favor. La consejera ha afirmado que el 0,1 por ciento "no es mucho, pero es importante", ya que "siempre que detrás del dinero hay servicios públicos para los ciudadanos es muy importante".

A su juicio, "lo importante es que se está dando la ecuación que va a permitir mantener servicios públicos de calidad conjuntamente con el objetivo de estabilidad". Y es que ha indicado que "todo el mundo" entiende que tener ingresos iguales a los gastos "contribuye al crecimiento económico y la creación de empleo".

RECHAZO DE LAS COMUNIDADES SOCIALISTAS

Por su parte, las comunidades autónomas socialistas han reiterado su voto negativo al nuevo déficit del 0,4 por ciento propuesto por el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y han expresado su preocupación por la rebaja fiscal del IRPF pactada con Ciudadanos porque consideran que puede repercutir negativamente en los ingresos de las autonomías.

Asimismo, también han criticado "la improvisación" de Montoro por convocar una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) solo una semana después de la anterior y haber cambiado el objetivo de déficit a las comunidades autónomas cuando debería basarse en "criterios objetivos".

El consejero de Hacienda y Administración Pública de Aragón, Fernando Gimeno, ha afirmado que si la semana pasada su región ya se posicionó en contra del objetivo de déficit del 0,3 por ciento propuesto por el ministro, esta vez dirá "doblemente no" por la "tomadura de pelo" que supone que se presente un nuevo déficit "después de siete días".

Además, el consejero aragonés ha asegurado que el Gobierno les da "algo en una mano" para quitarles "en otra mano la misma cuantía". De esta manera, ha señalado que con el acuerdo de reducción del IRPF pactada entre el Ejecutivo y Cs las comunidades autónomas van a "financiar" esa operación, algo que según él "no se puede consentir".

"En la reunión de hace una semana dijimos que no puede ser que Hacienda establezca los criterios de distribución del déficit como a él le da la gana. Tiene que hacerlo en base a unos criterios objetivos. Si el déficit era el 0,3 hace una semana, seguiría siendo el 0,3 esta semana en base a unos criterios técnicos", ha concluido Gimeno.

"CRITERIO VOLUBLE DE MONTORO"

Para el valenciano Vicent Soler, consejero de Hacienda, es "inquietante" el "criterio voluble" de Cristóbal Montoro con el que a su juicio el ministro trata estos asuntos "tan fundamentales para la vida de las personas, hablamos de la financiación de una parte fundamental del Estado del Bienestar". Soler ha añadido que si no le gustan las formas de Montoro, tampoco el fondo, el reparto nuevo que hoy va a presentar a las CCAA, una "decimita" de más que es una "broma" para la Comunidad Valenciana, "a la que no le resuelve nada" y que no reduce a cambio el objetivo para el Estado. "No es serio, hay que cambiar cómo se trazan estas líneas básicas de la financiación", ha añadido.

El consejero de Castilla-La Mancha, Alfonso Ruiz, ha acusado al Gobierno de improvisar y ha avanzado que esperan recibir hoy explicaciones del acuerdo entre Crostóbal Montoro y Ciudadanos sobre el IRPF, "que es probable que repercuta negativamente en las finanzas de las comunidades autónomas". También se ha referido a la oferta de empleo público que este viernes aprueba el Consejo de Minsitros, que a su juicio es necesaria. "Fue iniciativa del presidente Emiliano García-Page en la Conferencia de presidentes", ha reivindicado.

Por su parte, la consejera andaluza María Jesús Montero ha afirmado que la nueva décima en el objetivo de déficit que el Gobierno da a las comunidades se la debería haber quitado a la Administración General del Estado para dársela a las comunidades autónomas si se hubieran seguido "criterios objetivos". "Si el Gobierno hubiera hecho el reparto en función de criterios objetivos, como el peso del gasto público se lo tenía que haber quitado a la Administración General del Estado para dárselo a la comunidades", ha dicho a su llegada este viernes al CPFF donde ha insistido en que su voto será negativo a la nueva propuesta del Gobierno.

En este sentido, la consejera de Baleares Catalina Cladera ha opinado que la solución propuesta no es "la mejor" para las comunidades y ha declarado que no entiende "muy bien" la diferencia de criterio de Montoro "en una semana". Asimismo, ha incidido también en la conveniencia de conocer la "repercusión" de la bajada del IRPF en las autonomías porque "la reducción fiscal podría significar la bajada de ingresos" para las CCAA y la ampliación del déficit podría convertirse "en deuda que no podríamos aprovechar".