Almunia: los bancos españoles que pidan ayudas para activos inmobiliarios deben reestructurarse

Cree que el número de subvenciones a la banca no decrecerá, al menos durante la primera mitad de 2012,

economia

| 20.12.2011 - 16:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho este martes que las entidades españolas que necesiten ayudas públicas para deshacerse de sus activos inmobiliarios depreciados deberán presentar a Bruselas planes de reestructuración que garanticen su viabilidad y limiten las distorsiones de competencia. "Por cada decisión de inyectar dinero público en el capital de entidades financieras tiene que presentarse un plan de reestructuración", ha dicho Almunia en rueda de prensa.

El procedimiento será el mismo "sea a través de la fórmula del banco malo o sea a través de planes de reestructuración individuales", ha explicado el responsable de Competencia, aunque ha subrayado que el nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya ha descartado crear un banco malo.

El Ejecutivo comunitario está esperando los planes de reestructuración de CatalunyaCaixa, Unnim, NovaCaixaGalicia y el Banco de Valencia, entidades a las que ha autorizado temporalmente la inyección de fondos públicos, y estudia además la venta de la CAM al Banco de Sabadell.

"En el supuesto de que vaya a haber más aportaciones de dinero público a otras entidades, seguiremos con la política que venimos siguiendo", ha explicado Almunia. El comisario de Competencia ha asegurado que, al menos durante la primera mitad de 2012, no espera que disminuya el número de casos de subvenciones a la banca que su departamento deberá examinar debido a la crisis de deuda. "Desafortunadamente, no espero una rápida reducción de número de casos ligados a la crisis, al menos durante la primera parte de 2012", ha indicado.

A su juicio, "hacen falta más elementos para normalizar la situación del funcionamiento del sistema bancario en Europa". "Hay que acabar de afrontar los problemas de confianza en la deuda pública, y no estamos ahí todavía", ha admitido.

En este sentido, ha criticado que los cortafuegos financieros que la UE ha puesto en marcha para prevenir el contagio de la crisis "no están funcionando como se ha dicho que se quiere que funcionen". Además, ha reclamado "un sistema de garantías y avales" para que los bancos puedan financiarse más allá de las decisiones del Banco Central Europeo (BCE).

Por lo que se refiere a las recapitalizaciones, el comisario de Competencia ha reclamado que se hagan utilizando fondos públicos "como último recurso" y "teniendo un exquisito cuidado en que no se produzca un desapalancamiento del sector que agrave todavía más la situación desde el punto de vista de la financiación de la actividad económica".