Alemania registró en 2011 un crecimiento del 3% y redujo su déficit al 1%

Se asoma a la recesión en el cuarto trimestre, con un PIB del -0,25%

El déficit baja al 1% en 2011 y cumple por primera vez en 3 años con el Pacto de Estabilidad

economia

| 11.01.2012 - 11:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania experimentó en 2011 un crecimiento anual del 3%, lo que representa un descenso de siete décimas respecto a 2010, según los datos de la Oficina Federal Estadística germana (Destatis) que, sin embargo, calcula una contracción cercana al 0,25% de la economía alemana en el cuarto trimestre de 2011 respecto al tercero, según confirmaron a Europa Press desde el instituto estadístico de Alemania.

Destatis destacó que el crecimiento registrado en 2011 vino protagonizado principalmente por la demanda doméstica, especialmente en el caso de los hogares, que representaron "un pilar del desarrollo económico" con un alza del 1,5%, un nivel similar al de hace cinco años, antes del estallido de la crisis.

En el caso de la demanda externa, a pesar de su menor contribución a la expansión económica de 2011, mantuvo su dinámica de desarrollo con un incremento de las exportaciones de bienes y servicios del 8,2%.

El PIB de Alemania creció un 3,7% en 2010, mientras que en 2009 la economía germana experimentó una contracción del 5,1%, la más profunda desde la II Guerra Mundial.

Por otro lado, Destatis anunció que el desequilibrio presupuestario de Alemania cerró 2011 en el 1%, lo que supone la primera vez en tres años que el país cumple con los límites establecidos por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, después de que en 2010 el déficit fuera del 4,3% y del 3,2% en 2009.

SE ASOMA A LA RECESION EN EL CUARTO TRIMESTRE

Sin embargo, a pesar de la fortaleza del dato del PIB de 2011, el impacto de la crisis de deuda soberana de la eurozona y la incertidumbre respecto a la coyuntura económica internacional tienen su reflejo en la primera economía europea, que en el cuarto trimestre de 2011 registró una caída de la actividad del orden del 0,25%. "Aunque hoy sólo se publicaron las cifras anuales, a nivel interno calculamos un ligero descenso del PIB del orden de un cuarto de punto porcentual en el cuarto trimestre de 2011 respecto al tercero en términos ajustados", explicaron fuentes del instituto estadístico alemán.

En caso de confirmarse esta contracción de la economía alemana en el cuarto trimestre, la locomotora europea quedaría al borde de la recesión, a falta de registrar de manera consecutiva un segundo trimestre de caída del PIB.