Agentes de la Agencia Tributaria registran las dos sedes de Google en Madrid

Google asegura que cumple con la legislación española, al igual que "en todos los países" en los que opera

economia

| 30.06.2016 - 12:33 h
REDACCIÓN

Agentes de la Agencia Tributaria (AEAT) han registrado hoy las dos sedes de Google en Madrid, la central en Torre Picasso y el Campus que tiene la compañía en el centro de la ciudad, para investigar un posible caso de evasión fiscal, según han confirmado fuentes conocedoras de la operación. Al respecto, Google ha asegurado hoy que cumple con la legislación fiscal en España.

"Cumplimos con la legislación fiscal en España al igual que en todos los países en los que operamos. Estamos cooperando con las autoridades en España para responder a todas sus preguntas, como siempre", ha asegurado la compañía en un breve comunicado.

El plan de control tributario de 2016, aprobado el pasado febrero tiene como una de sus líneas fundamentales las actuaciones de control en el campo de la planificación fiscal internacional y del comercio electrónico, ámbitos en los cuales la Agencia Tributaria contará con un refuerzo de las herramientas de selección y control de contribuyentes.

Entre las líneas fundamentales están las actuaciones de vigilancia respecto a lo que se conoce como la "planificación fiscal internacional agresiva" por parte de las multinacionales con residencia fiscal en España, para evitar que eludan o minoren el pago de impuestos.

Según explica el plan, esta planificación agresiva se aprovecha de las lagunas e inconsistencias de las normas de fiscalidad internacional que permiten la reducción de las bases imponibles en aquellos territorios en los que se produce la generación de valor, así como el traslado de beneficios a territorios de baja o nula tributación, donde la actividad económica es escasa o inexistente.

El plan de control establece que se de atención preferente, a través de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional -creada en 2013-, a la investigación de los casos en los que se ponga de manifiesto el doble aprovechamiento de pérdidas o gastos o la generación de pérdidas mediante la transmisión de valores intragrupo con el objeto minorar la factura fiscal en España.

Entre otras cosas, también habla de verificar que las operaciones realizadas con personas o entidades residentes en paraísos fiscales se ajustan a las limitaciones y reglas especiales previstas en la normativa tributaria.