El gas natural y la bombona de butano suben un 5,7% y la electricidad un 1,5%

La tarifa de último recurso (TUR) de gas natural subirá un 5,69 % de media a partir de mañana viernes, mientras que la bombona de butano se incrementará un 5,7 %, hasta los 14,8 euros con IVA incluido, de acuerdo con las resoluciones publicadas hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).La tarifa eléctrica subirá el 1,5 % de media a partir de mañana.

Según detallaron fuentes del Ministerio de Industria, dentro las tarifas reguladas de gas, la denominada TUR 1, para hogares que sólo tengan agua caliente y cocina con gas, subirá un 4,6 %, unos 0,68 euros más de media al mes, en tanto que la TUR 2, para clientes que además usan el gas natural para calefacción, se incrementará un 5,95 %, unos 2,78 euros más al mes.

El aumento medio de ambas tarifas es del 5,69 %, unos 2,37 euros más al mes.

En España, hay actualmente 7,3 millones de clientes de gas, de los que 4,2 millones están en el mercado libre y algo más de 3 millones permanecen acogidos a las tarifas reguladas. No obstante, los precios de la subasta de gas marcan también las ofertas que se hacen en el mercado libre.

Industria explica que estas alzas son resultado del fuerte incremento de la materia prima, mientras que se han congelado los peajes de acceso, la parte regulada del recibo, para el sector gasista.

Los incrementos del gas y del butano de julio se suman a los aprobadas por el Gobierno en las dos revisiones de este año.

Hace tres meses, la tarifa de último recurso de gas natural subió un 4,1 % de media y el butano, un 6 %, hasta los 14 euros.

En enero, las tarifas reguladas del gas subieron un 3,9 % de media, y la bombona de butano un 3,13 %, hasta los 13,19 euros.

En España, hay unos 12 millones de consumidores de butano, cuyo precio revisa trimestralmente el ministerio de Industria mediante una fórmula que recoge las cotizaciones internacionales del propano y del butano.

TAMBIEN SUBE LA ELECTRICIDAD

La tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogidos unos 20 millones de hogares, subirá un 1,5 % de media a partir de mañana viernes, unos 0,50 euros más al mes para un consumidor de tipo medio, según fuentes gubernamentales. La subida refleja el encarecimiento de los costes de la energía, que se incrementaron un 2,7 % en la última subasta, mientras que los peajes, la parte regulada de la tarifa eléctrica, se han congelado.

Se trata de la segunda subida del año, tras el incremento del 9,8 % de media aprobado en enero por los mayores costes de la energía. Para un consumidor medio, la revisión de julio supondrá unos 6 euros más al año en el recibo de la luz.

Ayer, la Comisión Nacional de Energía (CNE) recomendó a Industria que no bajara los peajes de acceso ante el riesgo de incumplir el límite de 3.000 millones de euros fijado para el déficit tarifario durante este año.

El déficit tarifario, deuda acumulada por el desfase entre los ingresos y los costes del sistema, asciende ya a 22.850 millones de euros y su colocación en el mercado está teniendo unos costes considerables.

OCU AFIRMA QUE INDUSTRIA HA INCUMPLIDO SU PROMESA DE NO SUBIR LA LUZ PARA "BENEFICIAR A LAS EMPRESAS" ELÉCTRICAS

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirmó este jueves que el Ministerio de Industria "ha incumplido su promesa" de no subir el recibo eléctrico en julio y "ha optado por beneficiar a las empresas, en detrimento de los consumidores".

En declaraciones a Servimedia, el portavoz de la OCU, Enrique García consideró que este incremento del 1,5% de media, que entra en vigor a partir de este viernes, es "una malísima noticia" para los consumidores, que viene a dificultar todavía más su situación ante la crisis. Recordó, además, que esta subida se suma a la "histórica" del pasado enero, cercana al 10%.

El portavoz de la OCU también criticó que este encarecimiento de la tarifa sea consecuencia del resultado de una subasta (la Cesur, en la que se fija el precio de la electricidad) que "no es transparente y ha sido puesta en cuestión por la Comisión Nacional de la Energía", señaló.

Finalmente, apuntó que los últimos datos de Eurostat reflejan que España es el cuarto país europeo en el que más ha subido el recibo de la luz desde 2008.