La morosidad de la banca cae en junio al 10,9% y se sitúa en niveles de abril de 2013

La deuda pública repunta en marzo y supera el 100% del PIB
La deuda pública repunta en marzo y supera el 100% del PIB |Telemadrid

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas ha descendido al 10,9% en junio, algo por encima de los niveles registrados en abril de 2013, cuando la tasa se establecía en el 10,8%, según datos del Banco de España. Esta tasa incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

Según los datos provisionales publicados este martes por el Banco de España, la cifra total de créditos dudosos ha caído hasta los 149.308 millones de euros en junio. De este modo, la tasa de morosidad encadena 10 meses consecutivos de caídas, llegando a perder la barrera del 11% por primera vez desde abril de 2013.

En el mes de junio, el crédito global del sector se redujo en 7.382 millones de euros respecto al mes anterior, hasta alcanzar los 1,357 billones. Así, la morosidad de la banca se ha reducido en 2,7 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se situó en el 13,6%.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 11,2%, una cifra por debajo del 11,6% registrado en el mes anterior, puesto que el saldo de crédito caería 1,325 billones de euros a los 1,332 billones. Pese a todo, las entidades financieras aún mantienen sus provisiones, aunque las han reducido ligeramente respecto al mes pasado, hasta los 89.529 millones de euros. En mayo este 'colchón' se situó en 91.836 millones.

SE PREVEN NUEVAS BAJADAS.

El analista de XTB Jaime Díez espera una "continuación" en esta senda bajista de la morosidad bancaria, ya que aún está lejos de los mínimos históricos alcanzados durante la 'burbuja' inmobiliaria. "Los datos actuales de crecimiento fortalecen la idea de que la mora pueda reducirse si se mantienen los tipos bajos y un Euríbor en niveles actuales, a pesar de su última subida", explica.

Entre los riesgos que acechan a los datos de morosidad, Díez menciona una eventual recaída de la situación económica y la previsible ralentización de la misma tras el rebote que estamos viviendo actualmente. "Las dudas sobre la economía China, así como la batalla que se vive en el mercado de divisas, son los más recientes focos de atención por parte de las entidades financieras para cubrir sus carteras de impagados", añade.

Por otro lado, el analista de XTB señala que la mejora del mercado inmobiliario ayudará a la venta de carteras dudosas a entidades privadas no españolas, con lo que se podrán ver nuevos avances para el próximo año si se incrementan este tipo de operaciones.