La banca española necesita 53.745 millones, según las pruebas de estrés

La banca española necesita 53.745 millones, según las pruebas de estrés

La banca española tiene un déficit de capital de 53.745 millones de euros, aunque la cifra se eleva a 59.300 millones si no se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha ni otros créditos fiscales, según el informe que ha realizado en los últimos meses la consultora Oliver Wyman y publicado hoy.

En medio de una gran expectación, el Ministerio de Economía y el Banco de España han dado a conocer hoy el resultado de los ejercicios de estrés al que se ha sometido a la banca española en un escenario muy adverso, que implicaría una improbable caída del PIB del 6,5% hasta el 2014.

El resultado se acerca mucho al rango que difundió la consultora a finales de junio, cuando calculó, sin detallar, que el conjunto del sector necesitaría entre 51.000 y 62.000 millones para afrontar las pérdidas esperadas de buena parte de la cartera de créditos de las catorce entidades analizadas.

BANKIA, LA MÁS NECESITADA

Según el informe publicado hoy, en el que han estado trabajando unos 400 auditores en los últimos meses, las entidades más necesitadas de capital en el escenario más adverso sería con mucho, las nacionalizadas, con Bankia a la cabeza, que necesita 24.743 millones.

Le sigue CatalunyaCaixa con 10.825 millones, NCG Banco con 7.176 millones, y el Banco de Valencia con 3.462 millones de euros.

El resto de entidades necesitadas de capital, según el ejercicio de la consultora, son el Popular, con 3.223 millones, BMN con 2.208 y la entidad resultante de la fusión de Ibercaja, Caja3 y Liberbank, con 2.108 millones de euros.

De momento se desconoce cuáles de estas últimas entidades no nacionalizadas necesitarán ayudas publicas para seguir adelante, pues depende del plan de negocio que presenten antes del 15 de octubre.

ENTIDADES CON EXCEDENTE DE CAPITAL

En el lado positivo de la balanza, se encuentran las entidades que, incluso en un escenario adverso, tienen excedente de capital.

Se trata del Banco Santander, que dispone de un capital adicional de 25.297 millones de euros, el BBVA, de 11.183 millones, Caixabank-Banca Cívica, de 5.720 millones, Kutxabank, de 2.188 millones, Sabadell-CAM, de 915 millones, Bankinter, de 399 millones, y Unicaja-CEISS, de 128 millones.

El análisis capitaneado por Oliver Wyman ha tenido que analizar 36 millones de préstamos con ocho millones de garantías, al tiempo que se han tenido que realizar 1,7 millones de tasaciones automáticas de viviendas y de más de 8.000 activos singulares.

El Ministerio de Economía y el Banco de España destacan la solidez de la información, ya que "la calidad de los datos usados en este ejercicio ha sido verificada por más de 400 auditores " de KPMG, PwC, Deloitte y Ernst & Young, que han analizado más de 115.000 operaciones.

ESPAÑA PODRÍA PEDIR 40.000 MILLONES PARA LA BANCA

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha indicado hoy que el préstamo que España podría pedir a la UE para sanear la banca española estaría en torno a los 40.000 millones de euros.

Durante la rueda de prensa para presentar el informe elaborado por la consultora Oliver Wyman y que estima una necesidad de capitalización de la banca española de 53.745 millones de euros, Latorre ha indicado que la ayuda financiera proveniente de Bruselas estaría en torno a un tercio de las necesidades de capital estimadas por la consultora.

Ha explicado que en los procesos de reestructuración de algunas entidades puede haber un "aligeramiento de las necesidades de capital importantes", ya que algunos activos de entidades serán transferidos al denominado "banco malo".

Por su parte, el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy ha asegurado que las entidades que están actualmente en procesos de fusiones tienen intención de seguir adelante, al tiempo que ha considerado un "error" que entidades vulnerables (de los grupos 2 y 3) busquen unirse para hacer una nueva más fuerte.

EL BANCO DE ESPAÑA AVALA EL RIGOR DEL INFORME

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha asegurado que las pruebas de estrés sometidas a la banca española por la consultora Oliver Wyman tienen un "rigor sin precedentes", por la exhaustiva información utilizada y la colaboración de numerosas empresas y de instituciones europeas.

Durante la rueda de prensa para presentar este informe que calcula unas necesidades de capital del sistema financiero español de 53.745 millones de euros, Restoy ha asegurado que los escenarios evaluados han sido "enormemente exigentes" con un supuesto de caída del PIB del 6,5 % entre los años 2012 y 2014.

"Ha sido un ejercicio de rigor sin precedentes desde los análisis realizados por otros países desde el inicio de la crisis", ha dicho tras añadir que se han tomado millones de datos de préstamos del Banco de España.

Además, ha destacado que han trabajado las cuatro principales auditoras internacionales con más de 400 auditores que han analizado cerca de 115.000 operaciones de crédito.

Asimismo han colaborado en el informe otras seis sociedades de valoración de activos inmobiliarios, tres nacionales y otras tres internacionales, que han realizado 1,7 millones de tasación de viviendas.

Ha destacado la información "extremadamente granulada y detallada" que han aportado los 14 grupos bancarios sobre sus activos y créditos.

Restoy ha dicho que el foco del análisis ha sido la cartera de crédito al sector privado residente, no sólo al sector inmobiliario, tomando como referencia los balances bancarios a 31 de diciembre de 2011.

En la rueda de prensa ha participado también el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre. Latorre ha dicho que servirá para establecer la ayuda que España deberá pedir a sus socios europeos para sanear el sector financiero y cuyo préstamo asciende hasta 100.000 millones de euros disponibles.

SATISFACCIÓN DEL BCE

El Banco Central Europeo (BCE) expresó hoy su satisfacción por los resultados de los test de estrés a la banca española realizados para determinar las necesidades de capital del sector.

El BCE "acoge con satisfacción" los resultados de los informes "realizados por consultores externos" y publicados por el Gobierno español y el Banco de España, apuntó la entidad en un comunicado difundido este viernes.