Las empresas cotizadas deberán elevar la presencia de mujeres en sus consejos

Luis de Guindos
Luis de Guindos |Telemadrid

Las empresas cotizadas deberán elevar la presencia de mujeres en sus consejos de administración, ya que la reforma de la ley de sociedades de capital, aprobada por el Gobierno obliga a las compañías a fijar un objetivo de representación "equilibrada" para el sexo con menos presencia.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros , el titular de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que la comisión de nombramiento y retribuciones de las compañías tendrá que fijar un objetivo de representación y cómo lograrlo.

Además, las compañías tendrán que recoger en sus informes anuales de gobierno corporativo los avances en esta materia con el fin de lograr una presencia similar entre mujeres y hombres en los principales órganos de gestión de las compañías.

La reforma de la ley de sociedades de capital que busca mejorar el gobierno corporativo establece también que el procedimiento de selección de consejeros en las cotizadas facilite el nombramiento de mujeres.

Y es que De Guindos ha insistido en que el proyecto de ley que ahora se remite a las Cortes Generales busca varios objetivos, entre ellos "dar mayor importancia a las juntas de accionistas", que serán las que aprueben la política de remuneraciones con carácter vinculante, al menos cada tres años.

Y la remuneración, según el ministro, deberá ser razonable, acorde con la situación y la rentabilidad de la compañía a largo plazo, y todas las sociedades tendrán que aprobar la cuantía máxima de las remuneraciones con el visto bueno de sus accionistas.

POLÍTICA DE REMUNERACIONES Y ACCIONISTAS

Esa política de remuneraciones incluirá la cuantía máxima que recibirán los consejeros, el salario fijo de los que cuenten con funciones ejecutivas y también todos los componentes salariales de estos últimos, variables, pensiones e indemnizaciones. Todo ello siempre con el aprobado de los accionistas, por lo que cualquier modificación, ha advertido De Guindos, no bastará con ser acordada por el consejo de administración de una compañía.

El ministro ha insistido en que el proyecto de ley incorpora modificaciones propuestas por la Comisión de Expertos en materia de gobierno corporativo, creada por acuerdo del Consejo de Ministros de 10 de mayo de 2013. En todas las sociedades, los accionistas deberán votar por separado las propuestas y se propondrá extender la prohibición de voto del socio que resulte beneficiado en casos muy claros de conflicto de interés.

Respecto al plazo de impugnación de los acuerdos sociales, éste se amplía de 40 días a un año y se exige, por lo general, al menos el 1% del capital para ejercer este derecho y el 1 por mil en las empresas cotizadas. En el caso concreto de estas últimas, las principales novedades son que se reduce del 5 al 3 % el capital social necesario para ejercer los derechos de minoría.

Se reduce el número máximo de acciones que se podrían exigir para poder asistir a la junta desde el 1 por mil a 1.000 acciones y se establece que las entidades que actúen por cuenta de diversas personas podrán fraccionar y delegar el voto.

También se propone rebajar el plazo máximo en el que los accionistas pueden solicitar información de 7 a 5 días antes de la junta y se establece la inscripción en un registro especial de la CNMV y el cumplimiento de una serie de obligaciones contables y de información para las asociaciones y foros de accionistas.

Por último, cuando en las cotizadas el presidente y el consejero ejecutivo sean la misma persona, se deberá contar con el voto favorable de dos tercios de los miembros del consejo y se tendrá que nombrar entre los independientes un consejero coordinador. El consejo deberá hacer una evaluación anual de su labor y sus comisiones, y el periodo máximo de cada nombramiento no será superior a 4 años frente a los 6 actuales.