El 60% de los empleados españoles a tiempo parcial, lo son involuntariamente

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advierte en un informe de que alrededor de un 60% de los empleados a tiempo parcial en España tiene este trabajo de forma involuntaria. Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que se celebra este 7 de octubre, la OIT ha presentado el informe 'Estado del trabajo decente en el mundo 2016' en el que alerta sobre el estancamiento a nivel mundial de los avances en el trabajo decente.

El organismo señala que en la mayoría de los países donde han aumentado las desigualdades, como en Estados Unidos o España, los cambios en los salarios y en los empleos ha sido el factor dominante. Donde la desigualdad ha disminuido, como en Argentina, Brasil y en la Federación Rusa, mayores salarios y nuevas oportunidades de empleo han impulsado la reducción de desigualdades.

Así, la OIT indica que la mayoría de jóvenes acepta trabajos a tiempo parcial y temporales ante la falta de oportunidades de empleo permanente.

Entre los países con las proporciones de trabajo a tiempo parcial involuntario destacan Italia y Rumanía, con más del 70% de empleados en esta situación, y España y Grecia con alrededor del 60%. Además, el informe señala que la proporción de ni-ni (personas que ni estudian ni trabajan) "crece radicalmente a medida que la edad de los jóvenes aumenta" convirtiéndose en un problema "agudo en los países desarrollados".

España tiene más del 30% de sus jóvenes entre 25 y 29 años que entran en la categoría de ni-ni , siendo así el cuarto país con mayor porcentaje en esta franja de edad, por detrás de Grecia, Turquía e Italia, según recoge el informe. Sin embargo, España ocupa el tercer puesto en cuanto a ni-ni de 15 a 19 años, con alrededor del 15% de sus jóvenes que ni estudian ni trabajan.

MEDIO MILLÓN MÁS DE JÓVENES EN PARO

A nivel mundial, la OIT advierte de que la recuperación económica y el crecimiento moderado del empleo tras la crisis se están estancando por la situación de los emergentes y que los esfuerzos de las economías desarrolladas para reducir el desempleo "se verán perjudicados" por menores importaciones de materias primas. El organismo estima que el número de jóvenes sin empleo aumentará este año en medio millón hasta alcanzar los 71 millones pese a reducirse en los tres últimos años. En este sentido, la OIT destaca que el Gobierno de España haya sido uno de los países que se haya comprometido con la Iniciativa Global sobre Empleo Decente para Jóvenes en su fase de lanzamiento, un paquete de medidas que fue aprobado en noviembre de 2015 bajo la dirección de la OIT y que pretende intensificar acciones para promover el empleo juvenil.

LOS SINDICATOS POR UN TRABAJO DIGNO Y CONTRA LA PRECARIEDAD

Los sindicatos celebran la Jornada por el Trabajo Decente con el lema “Alto a la codicia corporativa. No a los contratos basura, los bajos salarios y la precariedad”, con el objetivo de denunciar el incremento de la pobreza y la desigualdad a escala mundial. Los sindicatos indican que en España las políticas de austeridad, las reformas laborales y la ley mordaza han agravado la situación de la clase trabajadora.

Por ello, las organizaciones sindicales reivindican este viernes, entre otras medidas, la derogación de las reformas laborales, una prestación de ingresos mínimos, la subida del salario mínimo y el respeto a los acuerdos de negociación colectiva y derechos de los trabajadores.

En Madrid, han intervenido Toxo y Álvarez y los secretarios generales de CCOO-Madrid, Jaime Cedrún, y UGT-Madrid, Luis Miguel López Reillo.

Tanto CC.OO. como UGT van a mantener la unidad de acción y defenderán el mismo incremento salarial para 2017 porque forma parte de los compromisos que adquirieron las direcciones de ambas organizaciones en su última reunión. "Ambas confederaciones tenemos el acuerdo de que estableceremos los mismos criterios que pueden ser de dígitos o sin dígitos", ha afirmado el secretario general de UGT, Pepe Alvarez.

Respecto a la reunión que mantuvieron durante el día de ayer con la patronal, los sindicatos han afirmado que tanto CC.OO. como UGT, Cepyme y la CEOE son conscientes del "momento especial" que atraviesa España. Por ello, han apuntado que es "necesario" que por la función que tienen como sindicatos y organizaciones empresariales busquen alternativas a una situación que sigue siendo "muy precaria" desde el punto de la vista de la economía, en la que las secuelas de la crisis y la gestión laboral de la misma están "muy presentes" en la sociedad española.

"Tanto sindicatos como patronal estamos muy preocupados por la situación en la que está quedando el sistema público de empleo", ha resaltado por su parte el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo. Asimismo, las confederaciones sindicales han subrayado que de manera conjunta con la patronal quieren abrir un proceso "lo más intenso posible y rápido" de negociación para tomar actuaciones directas en el ámbito de la negociación colectiva, en la revisión del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o el estado de la formación continua.