El director gerente del Banco de Pagos Internacionales ve riesgo de contagio entre el sector financiero y el público

El director gerente del Banco de Pagos Internacionales  ve riesgo de contagio entre el sector financiero y el público
El director gerente del Banco de Pagos Internacionales ve riesgo de contagio entre el sector financiero y el público

El director gerente del Banco de Pagos Internacionales (BPI), el español Jaime Caruana, alertó hoy de que "existe un importante riesgo de contagio entre las debilidades del sector financiero y las de las finanzas públicas".

En su discurso con motivo de la asamblea general anual de esta institución, Caruana dijo que "los riesgos de los emisores soberanos y del sector financiero continúan realimentándose mutuamente".

Caruana también hizo hincapié en que "hay indicios de retorno a una excesiva asunción de riesgos" y que en algunas áreas financieras parece que los inversores podrían de nuevo ir demasiado lejos.

La crisis ha dejado cuatro desafíos: la consolidación fiscal, la inflación, los excesos de capacidad y el saneamiento de los balances en el sector privado y las debilidades financieras.

Caruana, antiguo gobernador del Banco de España, subrayó que la necesidad de consolidación fiscal es más urgente que hace un año.

"La solvencia del emisor soberano es un requisito previo para el buen funcionamiento de la economía", indicó Caruana en la sede central del BPI, en la ciudad suiza de Basilea.

Añadió que "Europa no es la única que afronta retos fiscales urgentes".

Según Caruana, "las grandes economías también deben gestionar sus situaciones con tiento y tomar medidas para consolidar rápidamente sus posiciones fiscales".

El director gerente del BPI opinó que "es necesario normalizar la política monetaria", es decir subir los tipos de interés.

Las tasas de interés reales, descontada la inflación, a corto plazo pasaron el año pasado desde el -0,6 % hasta el 1,3 % a nivel mundial.

Asimismo el exceso de capacidad en los sectores financiero e inmobiliario revela que quedan ajustes pendientes en las economías golpeadas por la crisis.

El BPI también publicó hoy su 81º informe anual sobre la economía y los mercados financieros y en él insta a las autoridades a "abordar el exceso de endeudamiento, tanto público como privado".

Para ello será necesario fomentar el ahorro privado y completar urgentemente la consolidación fiscal en los países que más sufrieron los efectos de la crisis.

No obstante, Caruana se mostró optimista y dijo que "en una serie de aspectos esenciales el panorama actual es mejor que el de hace un año e, incluso, mucho mejor que en junio de 2009".