La demanda nacional hace que la economía caiga el 0,4 % entre abril y junio

La demanda nacional (consumo e inversión) ha sido la principal causante de que la economía española cayera el 0,4 % en el segundo trimestre del año, una décima más del descenso registrado en los primeros tres meses. El pasado 30 de julio el INE ya avanzó que la economía española cayó el 0,4 % entre abril y junio, mientras que el decrecimiento interanual, 1,3 %, es tres décimas superior al calculado en esa fecha.

Si se analiza el dato interanual del PIB en el segundo trimestre desde la perspectiva del gasto, se observa una contribución más negativa de la demanda nacional, que alcanza los 3,9 puntos frente a los 3,2 puntos de los primeros tres meses del año.

Este dato contrasta con la aportación positiva, 2,6 puntos, de la demanda externa, la misma que en el trimestre precedente.

El gasto en consumo final de los hogares aumentó en siete décimas su decrecimiento, del 1,5 al 2,2 %, lo que se explica por la reducción del 3,9 % de los salarios. Si se observa la variación intertrimestral, el consumo en los hogares descendió entre abril y junio el 1 %, frente al crecimiento del 0,4 % de los primeros tres meses.

EL CONSUMO

En términos interanuales, el gasto en consumo final de las administraciones públicas redujo su decrecimiento en seis décimas hasta el 3 %, como consecuencia, según el INE, de las compras de bienes y servicios y de la remuneración de asalariados. La formación bruta de capital fijo intensificó su caída, al pasar del 7,7 al 9,4 %, mientras que la inversión en activos de construcción siguió una línea parecida y descendió el 11,8 %, frente al 9,5 % del primer trimestre.

Dentro de la demanda exterior, las exportaciones de bienes y servicios aumentaron cinco décimas su crecimiento, del 2,8 al 3,3 %, y las importaciones redujeron medio punto su caída, del 5,9 al 5,4 %.En cuanto a la oferta, destacó el leve decrecimiento de los servicios (0,3 %), y la mayor caída en las actividades manufactureras (4,6 %) y en la construcción (7,1 %).

El empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, cayó el 4,6 % en el segundo trimestre, un punto más que entre enero y marzo, lo que supone la reducción de 801.000 empleos netos.

Asimismo, la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente aumentó cuatro décimas, del 3,1 al 3,5 %, mientras que el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada se redujo en medio punto, del 3 al 2,5 %.Además, la remuneración de los asalariados incrementó su descenso, al pasar del 2,5 al 3,9 %.

El INE recuerda que tras la actualización publicada ayer de la contabilidad nacional, el crecimiento de 2011 fue del 0,4 %, tres décimas menos de lo avanzado, mientras que el primer trimestre que tuvo caída intertrimestral fue el tercero y no el cuarto, como se había estimado inicialmente.

ECONOMÍA CONFÍA EN QUE EL PIB CREZCA EN LOS PRIMEROS TRIMESTRES DE 2013

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha dicho hoy que confía en que en los primeros trimestres de 2013 se produzca una "corrección" en la evolución de la economía española, que en la actualidad "está en su momento de mayor caída y que seguirá en la segunda mitad del año".En conferencia de prensa, Jiménez Latorre ha opinado así tras ratificar el Instituto Nacional de Estadística (INE) que el PIB español cayó el 0,4 % entre abril y junio.

El secretario de Estado ha destacado el incremento de las exportaciones en el segundo trimestre del año, "un resultado positivo en el contexto de endurecimiento de la recesión de la zona del euro", y ha mostrado su confianza en que las ventas mantengan esta tendencia hasta final de año.

Jiménez Latorre ha recordado que, según la revisión que ha hecho el INE de la evolución de la economía española, la recesión comenzó en el tercer trimestre del año pasado y no en el cuarto como se avanzó. En este sentido, ha incidido en que la caída entre julio y septiembre debió de ser muy leve, "a partir del segundo decimal".

Asimismo, ha señalado que es pronto para saber el impacto que puede tener en el déficit estatal y autonómico la revisión del PIB y ha añadido que, por lo tanto, también es pronto para ver si hay que cambiar el objetivo para este año. Jiménez Latorre ha destacado el descenso del consumo entre abril y junio, y ha admitido que "lógicamente" la subida del IVA tendrá una incidencia en el consumo de los hogares a partir del tercer trimestre.