Cuatro de cada cinco curriculums son rechazados por defectos formales

Cuatro de cada cinco curriculums son rechazados por defectos formales