El crecimiento en España podría bajar al 1,5% en 2018 por Cataluña, según la AIReF

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha alertado hoy de que la incertidumbre asociada a la crisis institucional en Cataluña podría reducir al 1,5 % el crecimiento económico de España 2018 en el peor escenario, frente al 2,3 % apuntado por el Gobierno.Esta "crisis institucional" restará entre 0,4 y 1,2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB el próximo año -tomando como base un repunte del 2,7, que es el escenario central de la AIReF-, en función de si el impacto es temporal o se cronifica, han apuntado hoy fuentes de la institución.

Esta ralentización del crecimiento también afectará al déficit público, que podría incrementarse entre 2 y 5 décimas, también en función de si la incertidumbre es temporal o permanente, partiendo de una base del 2,2 % del PIB.

El Gobierno remitió el lunes a Bruselas el plan presupuestario para 2018, en el que empeora tres décimas, hasta el 2,3 %, la previsión de crecimiento de PIB por la situación en Cataluña.

La Autoridad Fiscal ve "factible" cumplir estas estimaciones, ya que incorpora un impacto de entre tres y cuatro décimas por la situación en Cataluña que califica de "prudente" en un entorno de temporalidad de la incertidumbre, aunque "existen riesgos adicionales a la baja".

El Gobierno achaca esta rebaja a la potencial caída del consumo privado, a lo que la Autoridad también añade el posible descenso en la inversión empresarial, aunque ve probables las estimaciones en materia de demanda externa gracias a la "buena situación estructural" de la cuenta corriente.

La crisis institucional en Cataluña "necesariamente va a tener impactos económicos y que pueden ser incluso muy significativos", según la AIReF, aunque resultan difíciles de cuantificar porque se desconoce su duración e intensidad.

La Autoridad distingue entre dos tipos de impactos: uno común, por el que la incertidumbre afecta a decisiones de inversión o consumo y, por lo tanto, al crecimiento, y otro "más directo" en Cataluña que por el momento resulta difícil de calcular y que redundaría en el resto del país.

Para avanzar en este sentido, la AIReF está trabajando en una herramienta que actualice en tiempo real las previsiones de PIB para Cataluña a medida que se conozcan los diferentes indicadores, similar a la que ya existe para el conjunto del país.

En cualquier caso, estiman que cada punto porcentual de caída de la actividad económica en Cataluña mermaría 0,2 puntos el crecimiento de España y que cada 1 % de descenso del empleo en la región reduciría un 0,17 % el del conjunto del país.

Para este año, la AIReF confía en que se mantenga el crecimiento económico gracias a la inercia actual, ya que haría falta "un shock particularmente alto" en los próximos meses para que el repunte bajara del 3 %, lo que tiene menos el 15 % de probabilidades de ocurrir. De hecho, esta "solidez" del crecimiento le hace ser "optimistas" para descartar una eventual recesión en España, mientras que en el caso de Cataluña se limita a apuntar que el impacto "puede ser muy grande".

DAÑO IRREPARABLE POR LA HUÍDA DE EMPRESAS

El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, ha advertido hoy del "daño irreparable" que tiene para la economía catalana la salida de empresas, y ha señalado a la aplicación del artículo 155 para "poner fin" a una situación de ilegalidad. En una entrevista con Efe, Vega de Seoane se ha mostrado "horrorizado" ante la situación a la que se ha llegado y ha apuntado que, a no ser que haya una rectificación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, será necesario aplicar el artículo 155 que "hace ya mucho tiempo que estaba justificado".

"Cualquier escenario va a ser malo", ha añadido Vega de Seoane, que cree que la posición de los independentistas no deja "otro remedio" ni otra "opción" que aplicar por primera vez ese artículo, poner fin a la ilegalidad y gestionar con "firmeza" e "inteligencia" las eventuales protestas en las calles.

Sobre la salida de empresas de Cataluña, el presidente del Círculo de Empresarios ha advertido de que hay un daño que ya es "irreparable" porque muchas de ellas no volverán, y ha comparado la situación con lo ocurrido en Canadá donde la incertidumbre que se generó en Québec hizo que muchas empresas e inversiones se fueran a Toronto y que hoy su renta per cápita esté un 30 % por debajo.

"Nosotros ya hace tiempo que venimos diciendo que las empresas huyen de donde no se cumple la ley", ha subrayado Vega de Seoane, quien cree que la vía para frenar y recuperar algo de esos daños es "volver a la racionalidad (...) restablecer los puentes y los afectos y regenerar un clima de racionalidad, de convivencia y de consenso".

Para Vega de Seoane es "incomprensible" e "irresponsable" que quienes "representan el Estado en una de las regiones más prósperas del mundo, como es Cataluña, no cumplan la ley y hayan lanzado un proyecto que divide a la sociedad que ellos mismos tienen que gobernar". "Se ha generado una fractura en la sociedad catalana (...) ese es el problema más grave que tenemos y que va a costar muchos años recuperar", ha subrayado.

Sobre el impacto del conflicto en la economía española, ha apuntado que la rebaja de tres décimas en las previsiones de PIB para el año que viene -del 2,6 % al 2,3 %- pueden representar 50.000 puestos de trabajo menos.

DE GUINDOS: SABADELL Y CAIXABANK VUELVEN A REGISTRAR ENTRADAS DE DEPÓSITOS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que desde que Banco Sabadell y CaixaBank trasladaron sus sedes fuera de Cataluña han vuelto a registrar entradas netas de depósitos.

El ministro ha dicho que no hay datos oficiales sobre la fuga de depósitos de las grandes entidades catalanas en las últimas semanas, pero que desde que cambiaron sus sedes "se ha revertido la situación y hay entradas netas de depósitos".

Asimismo, ha dicho que parte de la desaceleración del crecimiento económico prevista para 2018 también podría "revertir" si cesa la incertidumbre en Cataluña, una situación que restará cinco décimas de crecimiento al PIB nacional el próximo año.

De las ocho décimas menos que crecerá la economía en 2018 respecto a 2017 (al bajar al 2,3 desde el 3,1 %) "hay medio punto aproximadamente que obedece a la incertidumbre derivada de la situación en Cataluña", ha explicado el ministro.

Esto es consecuencia a su vez del propio frenazo de la economía catalana, que supone el 20 % del PIB nacional y cuya desaceleración prácticamente doblará la de la economía española en su conjunto, de acuerdo con las estimaciones del Gobierno."Por lo tanto, si la situación (en Cataluña) se revierte, tendremos un crecimiento económico más elevado que el 2,3 % que hemos incluido en el documento remitido a Bruselas", ha añadido De Guindos.