La caída del consumo y el gasto público sitúan a España al borde de la recesión

España se asoma nuevamente a la recesión económica tras registrar en el cuarto trimestre de 2011 una caída trimestral del PIB del 0,3%, trayectoria que, según analistas, instituciones y expertos, continuará en los próximos meses. Así, se espera que la economía española entre otra vez en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo) en el primer trimestre de 2012.

Pese a la caída intertrimestral registrada en el cuarto trimestre de 2011, el PIB creció un 0,3% en términos interanuales y un 0,7% en el conjunto del año 2011, tras sendos retrocesos en los dos años precedentes, según los datos de la Contabilidad Nacional publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El avance del PIB interanual en un 0,3% durante el cuarto trimestre del año pasado supone el sexto crecimiento consecutivo en tasa interanual que experimenta la economía española, aunque es cinco décimas inferior al que se registró en el tercer trimestre. Según el INE, la desaceleración del crecimiento interanual de la economía se debe a "mayor contracción" de la demanda nacional.

El retroceso intertrimestral del PIB español experimentado en el cuarto trimestre de 2011 puso fin a siete trimestres en signo positivo. Antes de eso, la economía española encadenó otros siete trimestres en negativo.

Según el organismo estadístico, la contribución al crecimiento agregado de la demanda nacional fue un punto y cinco décimas más negativa en el cuarto trimestre que en el tercero, situándose en -2,9 puntos, mientras que la demanda externa aumentó un punto su aportación al PIB trimestral, desde 2,2 a 3,2 puntos.

El organismo estadístico recordó que las principales economías europeas, como Alemania, Austria y Francia, sufrieron una ralentización del crecimiento interanual del PIB en el cuarto trimestre del año, e incluso algunas, como Italia y Holanda, registraron tasas negativas. Sólo Reino Unido aceleró su crecimiento interanual, desde el 0,5% al 0,8%.

El empleo de la economía, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, descendió a un ritmo del 3,3%, un punto y tres décimas superior al del tercer trimestre, lo que supone una reducción neta de casi 570.000 puestos de trabajo en un año.

Consumo, familiar, en negativo

El retroceso interanual de la economía española durante el cuarto trimestre del año pasado fue consecuencia de la caída experimentada por el consumo familiar, frente al repunte registrado en el trimestre anterior, y a la mayor desaceleración del gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares. El gasto en consumo final de las administraciones públicas se mantuvo en una tasa negativa del 3,6%, la misma que en el tercer trimestre.

En concreto, el consumo familiar se contrajo un 1,1% en tasa interanual, frente al avance del 0,5% del tercer trimestre, mientras que el consumo de las instituciones sin fines de lucro cayó un 0,8%, en contraste con el -0,4% del trimestre precedente.

De Guindos: la economía no se ha recuperado desde el inicio de la crisis

El ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, ha indicado que la caída del 0,3% del PIB en el cuarto trimestre de 2011, lo que deja a España al borde de la recesión, confirma que la economía española no se ha recuperado "en ningún momento" desde el inicio de la crisis en 2008.

Durante el debate en el Congreso de la nueva reforma financiera, De Guindos ha valorado el dato del PIB conocido este jueves, que indica que la economía cayó tres décimas en tasa intertrimestral, si bien en el conjunto del año el PIB creció un 0,7%.

Así, el ministro dio por buenas las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco de España, que apuntan a una caída de la economía española del entorno del 1,5% en 2012. "Esta situación sin duda se verá también reflejada en el mercado laboral", añadió.