El gobierno colombiano interviene Electricaribe, de Gas Natural Fenosa

Gas Natural Fenosa
Gas Natural Fenosa |Telemadrid

El Gobierno colombiano ordenó la intervención de la distribuidora de energía Electricaribe, del grupo español Gas Natural Fenosa, inmersa en una crisis financiera que ha repercutido negativamente en la prestación del servicio a sus clientes.

La intervención fue anunciada por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios mediante una resolución que "busca asegurar la prestación del servicio de energía eléctrica en los departamentos abastecidos por Electricaribe: Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre".

POR SU SITUACIÓN ECONOMICA

La intervención incluye la "toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la sociedad Electrificadora del Caribe (Electricaribe)", señaló la Superintendencia en un comunicado.

En la resolución que ordena la intervención se concluye "que la situación financiera de Electricaribe puede llevarla a una inminente cesación de pagos" y además "la información disponible apunta a que Electricaribe no está actualmente en condiciones de prestar el servicio de energía con la continuidad y calidad debidas".

"La toma de posesión de Electricaribe está respaldada por el mandato que la Constitución Política colombiana le impone al Estado, en el sentido de asegurar la prestación eficiente de servicios públicos en todo el territorio nacional", explicó el Superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza, citado en el comunicado.

La crisis de la empresa, que atiende a 2,5 millones de clientes en los siete departamentos de la costa atlántica colombiana citados por la Superintendencia de Servicios Públicos, se arrastra desde hace meses en los cuales los usuarios han reclamado por las constates fallas en la prestación del servicio. Electricaribe atribuye esa situación en parte a la falta de pago de numerosos clientes y al fraude en el consumo de electricidad.

Según la empresa, al cierre de septiembre pasado su cartera de clientes morosos ascendía a 4,05 billones de pesos (unos 1.323 millones de dólares), que le han creado un problema de caja que le impide hacer las inversiones adecuadas para mejorar el servicio.

En los últimos días, representantes del Gobierno colombiano y de Gas Natural Fenosa mantuvieron conversaciones a puerta cerrada en Bogotá para tratar de encontrar una manera de capitalizar a la compañía, pero finalmente no se llegó a un acuerdo.

"Buscamos solucionar este problema histórico de la mano de Gas Natural Fenosa accionista mayoritario de Electricaribe, pero no logramos en esta ronda de negociaciones un acuerdo para la capitalización de la empresa", señaló por su pare el Ministerio de Minas y Energía en un comunicado.

Según esa cartera, "sin el financiamiento del plan de inversiones requerido, la única opción para proteger a las familias del Atlántico, Bolívar, La Guajira, Magdalena, Córdoba, Cesar y Sucre es la toma de posesión" de la empresa.

GAS NATURAL QUIERE COLABORAR Y ASEGURA QUE LA INTERVENCIÓN NO AFECTARÁ A SUS DIVIDENDOS

Gas Natural Fenosa ha expresado su interés en "cooperar y colaborar" con las autoridades colombianas y asegura que la intervención de su filial en el país, Electricaribe, no afectará a su política de dividendos.

En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía española explica que mantiene la consolidación de Electricaribe en su contabilidad por el método de integración global y expresa su confianza en que la "administración temporal" de su filial "no tenga impacto sobre la operativa habitual de la sociedad".

"No se estima que la medida temporal de toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la compañía colombiana tenga impacto sobre el Ebitda (beneficio bruto de explotación) ni el resultado neto de Gas Natural Fenosa, así como tampoco sobre el 'cash flow', no afectando por tanto a su actual política de dividendos", asegura.

En la nota, la compañía presidida por Isidro Fainé informa de que se le ha notificado, "como medida preventiva y temporal", la toma de posesión de los "bienes, haberes y negocios" de su filial en Colombia, en la que dispone de una participación del 85,38% y cuya actividad se desarrolla especialmente en la región del Caribe.

"Gas Natural Fenosa ha mostrado su total interés en cooperar y colaborar con las autoridades de la República de Colombia, tanto en el pasado como ahora de cara al futuro", afirma la empresa en respuesta a la notificación.

Además, recuerda las "muy fuertes tensiones de tesorería" padecidas por la filial fruto del "impago de un elevado número de facturas de clientes en gran parte con suministro obligatorio", acompañado de un "importante fraude en el consumo". Los impagos ascienden a 1.260 millones de euros, de los que cerca del 83% ya se encuentra provisionado.

La compañía española ya activó hace unos meses el proceso de conversaciones para tratar de resolver de manera negociada la situación de la filial, cuyos fondos propios, a cierre del pasado mes de septiembre, ascendían a 581 millones de euros.

Gas Natural Fenosa también informa a la CNMV de que el Ebitda de Electricaribe ascendió a 185 millones de euros al cierre del tercer trimestre y de que el resultado neto refleja pérdidas por valor de 33 millones.