El bolsillo de los consumidores no está para más créditos

creditos_consumo_2011323V0.wmv

Los establecimientos financieros calculan que el año pasado se concencieron un 0,2% menos de créditos al consumo. Además aseguran que el elevado paro que hay en España provocó un repunte de la morosidad. Estas entidades de crédito calculan que

En España cada vez menos consumidores pueden hacer frente a sus deudas. La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) calcula que en 2010 la morosidad de los créditos al consumo se situó en el 21%, bajando dos puntos. En el caso de la financiación de automóviles repuntó un punto hasta el 15%. El sector calcula que de los 450.000 vehículos que financieron el año pasado, 60.000 están impagados.

Menos créditos y por menor importe

En 2010 los establecimientos financieros de crédito concedieron un 0,2% menos de créditos y con un importe medio menor. En el caso de los créditos para automoción el importe bajó hasta los 12.920 euros de media y en el caso de los créditos al consumo, 2.890 euros.

El sector preve que este año se continúen concediendo menos créditos porque los consumidores ahora se lo piensan dos veces antes de solicitar financiación. De hecho el presidente de Asnef, José María García Alonso ha asegurado que "de momento no hay condiciones para que la gente se anime, coja confianza y compre bienes duraderos endeudándose más".

Además desde Asnef alertan de que si el Banco central europeo sube los tipos de interés, los créditos al consumo se encarecerán.