Las bolsas anotan ganacias y el Ibex sube el 2,53% y recupera el nivel de 7.800 puntos

La bolsa española subió el 2,53 por ciento y recuperó el nivel de 7.800 puntos al cierre, impulsada por el avance de las plazas europeas y el alza de los grandes valores mientras Alemania y Francia maniobraban para limitar la crisis griega. Las plazas del Viejo Continente también aprovecharon que este miércoles conversarán por teléfono la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, para intentar resolver los problemas fiscales de Grecia.

Mientras la prima de riesgo de la deuda española se mantenía en 358 puntos básicos, el índice de referencia de la bolsa, el IBEX 35, ganó 193,50 puntos, el 2,53 por ciento, la undécima mayor subida de este ejercicio, hasta 7.834,20 puntos.

Las pérdidas acumuladas desde enero descienden hasta el 20,54 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,367 dólares, al cierre subían las principales plazas europeas: Milán, el 2,19 por ciento; Fráncfort, el 1,85 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 2 por ciento; París, el 1,41 por ciento, y Londres, el 0,87 por ciento.

BBVA y Santander han liderado las subidas del índice, con un avance del 5% y del 4,33%, respectivamente, seguidos por Caixabank (+3,63%) y Mapfre (+3,54%). Las acciones de Telefónica han sumado un 3,11% y las de Iberdrola, un 2,99%.

El selectivo madrileño ha sellado en 7.834,2 enteros una jornada frenética de bandazos del verde al rojo y viceversa, preso del pánico de los inversores, que han reaccionado al son de rumores, como los de una declaración conjunta de Merkel y Sarkozy sobre el rescate heleno, desmentida finalmente por el Elíseo.

No obstante, los inversores estarán pendientes mañana de la conferencia telefónica con los dirigentes francés y alemana y el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, mientras que la prima de riesgo de España e Italia se sitúa en 360 y 393 puntos, en cada caso.

Las palabras del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que ha advertido del riesgo de contagio a los países periféricos ante la falta de eficacia de las medidas aplicadas en el Viejo Continente, han servido de argumento para las ventas en Europa.

A este lado del Atlántico, las principales plazas también se han aferrado a las palabras de Merkel para apuntarse a las compras, aunque han sellado la jornada con ganacias inferiores a las de la plaza madrileña.

Para la experta de IG Markets, Soledad Pellón, en los próximos días se espera "tensión máxima" en las bolsas de todo el mundo, y hasta que la UE no apruebe el segundo rescate griego, no habrá razones de fundamento para albergar esperanzas, por lo que es vital que la política común europea surta efecto.