La bolsa española sube el 0,13 % por el alza de las plazas internacionales

Bolsa 25 de mayo
Bolsa 25 de mayo |Bolsa 25 de mayo

La bolsa española ha subido hoy el 0,13 por ciento animada por el avance de las plazas internacionales y el alza de la mayoría de los grandes valores.

El principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha subido 8,60 puntos, equivalentes al 0,13 por ciento, hasta 6.543 puntos. En la semana cae el 0,36 por ciento, mientras que las pérdidas anuales bajan al 23,62 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,251 dólares al cierre bursátil, Fráncfort ganó el 0,38 por ciento; Milán, el 0,36 por ciento; París, el 0,32 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,25 por ciento, y Londres, el 0,03 por ciento.

La bolsa española comenzó la jornada con ganancias cercanas al 1 por ciento acercándose a 6.600 puntos, a pesar de la incertidumbre generada por Bankia, cuya cotización fue suspendida antes de la apertura por la celebración de un consejo de administración que pedirá más dinero público para sanear la entidad.

La mejora en el mercado de deuda -la prima de riesgo bajaba a 457 puntos y el interés de la deuda a diez años caía al 5,96 por ciento- y el plan del Gobierno alemán para activar el crecimiento europeo, con ayudas incluidas para Grecia, permitían que la bolsa estuviera, con altibajos, rondando el nivel de 6.600 puntos durante dos horas.

Antes del mediodía, la bolsa incurría en pérdidas ante la llegada de noticias sobre Grecia, como encuestas que dan la victoria electoral a Syriza; la despreocupación de Alemania por el retraso de la entrega de la ayuda al país heleno o la insistencia de algún comisario europeo en prepararse por si abandona el euro.

Los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyo PIB creció el 0,4 por ciento entre enero y marzo pasados, animaron a la bolsa, que recuperaba el nivel de 6.500 puntos.

Aunque en el mercado de deuda había cambiado la tendencia y la prima de riesgo se iba incrementando, la bolsa volvía a perder la cota de 6.500 puntos en previsión de una apertura a la baja de Wall Street y por las declaraciones del presidente de la Generalitat, Artur Mas, sobre las necesidades de financiación de Cataluña.

Al final de la sesión, tras conocerse que los jefes de gobierno de España, Italia, Alemania y Francia se reunirán en Roma después del 17 de junio, día de las elecciones griegas, la bolsa aprovechaba el comportamiento mixto de Wall Street, la subida del crudo Brent a 107 dólares y el alza de los grandes valores para acabar al alza.

Excepto Telefónica, que cayó el 0,69 por ciento por la rebaja de la calificación de su deuda, el resto de los grandes valores subió, aunque moderadamente: Repsol, el 0,51 por ciento; Banco Santander, el 0,24 por ciento; Iberdrola, el 0,15 por ciento, y BBVA, el 0,02 por ciento.

Sacyr volvió a presidir las subidas de las empresas del IBEX con un alza del 5,45 por ciento, en tanto que Abengoa ganó el 4,34 por ciento; Mediaset, el 4,11 por ciento, y ACS, el 3,22 por ciento.

Indra comandó las pérdidas del IBEX al ceder el 2,47 por ciento, en tanto que Banco Popular bajó el 2,16 por ciento; IAG, el 1,28 por ciento, y Gamesa, el 0,98 por ciento.

En el mercado continuo destacó el avance de Renta Corporación, el 10,29 por ciento, después de anunciar que reducirá su deuda en 33 millones mediante la dación en pago, en tanto que Banco de Valencia ocupó el primer lugar por pérdidas con un descenso del 10,34 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subió 17 centésimas y se situó en el 6,31 por ciento, mientras que el rendimiento de los títulos germanos bajó del 1,39 al 1,37 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.954 millones de euros, de los que más de 1.700 fueron intermediados por inversores institucionales.