La bolsa española sube el 1,46 % y recupera el nivel de 6.500 puntos

Carrusel Bolsa
Carrusel Bolsa |Carrusel Bolsa

La bolsa española ha subido hoy el 1,46 por ciento y ha recuperado el nivel de 6.500 puntos animada por el alza de los mercados internacionales a pesar del empeoramiento de la actividad industrial en China y Europa.

Con la prima de riesgo en 475 puntos básicos, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha subido 93,90 puntos, equivalentes al 1,46 por ciento, hasta 6.534,40 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 23,72 por ciento.

En Europa, Londres ganó el 1,59 por ciento; París, el 1,16 por ciento; Milán, el 1,13 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 1,05 por ciento, y Fráncfort, el 0,48 por ciento.

Aunque no se logró ningún acuerdo anoche en la cumbre informal europea sobre crecimiento, la bolsa española empezaba el día con ganancias cercanas al 1 por ciento que la acercaban a 6.500 puntos.

El cierre neutro de Wall Street la víspera, los resultados de Hewlett-Packard, el avance de las plazas europeas y la confirmación de las cifras de crecimiento de Alemania, cuyo PIB subió el 0,5 por ciento en el primer trimestre, alimentaban la subida del mercado nacional.

Sin embargo, los inversores ya habían conocido los malos datos de actividad industrial de China, a los que hubo que sumar los publicados en la zona euro, que ha sufrido en mayo el declive más rápido de los últimos tres años, y en Alemania. La bolsa incurría en pérdidas.

Esta se mantenía con la caída de la confianza empresarial alemana (índice IFO) en mayo y los datos del PIB del Reino Unido, que bajaba el 0,3 por ciento entre enero y marzo.

Después de estas noticias, la prima de riesgo española superaba los 490 puntos básicos con la rentabilidad de la deuda a largo plazo en el 6,25 por ciento, en tanto que el euro bajaba a niveles del comienzo de julio de 2011 (1,252 dólares) y el precio del petróleo Brent caía hasta 105 dólares por barril.

La posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) aplique nuevas medidas de expansión monetaria servía para que la bolsa nacional abandonara las pérdidas y superara el nivel de 6.500 puntos, sobre el que se mantendría hasta el final de la sesión.

El escaso descenso de las peticiones semanales de subsidios de desempleo en Estados Unidos, de 372.000 a 370.000, y el leve aumento de los pedidos de bienes duraderos en este país el mes pasado, el 0,2 por ciento, servía para conservar las ganancias del mercado nacional.

Al final de la sesión, mejoraba la cotización del Brent, que se aproximaba a 107 dólares, al tiempo que el euro avanzaba hasta 1,26 dólares y Wall Street registraba pequeñas ganancias que sostenían el avance de la bolsa española.

Todos los grandes valores subieron: Repsol, el 3,37 por ciento, después de anunciar el descubrimiento de un yacimiento de petróleo en Brasil; BBVA, el 2,52 por ciento tras anunciar la venta de filiales de pensiones en Latinoamérica; Iberdrola, el 1,89 por ciento; Telefónica, el 1,86 por ciento, y Banco Santander, el 1,41 por ciento.

Sacyr lideró las ganancias de las empresas del IBEX con un alza del 8,73 por ciento, seguida de Repsol, en tanto que Gamesa, con cambio de presidente, avanzó el 2,89 por ciento; DIA, el 2,71 por ciento, y Mediaset, el 2,7 por ciento.

Bankia, a pesar del apoyo dado en la víspera por el ministro de Economía, Luis de Guindos, a la entidad, que podría convertirse en el buque insignia de una nueva banca pública, comandó las pérdidas del IBEX con una bajada del 7,43 por ciento, mientras que OHL bajó el 2,44 por ciento; ACS, el 1,21 por ciento, y Abengoa, el 0,78 por ciento.

En el mercado continuo, destacó el avance de GAM, el 14,29 por ciento, mientras que después de Bankia, Banco de Valencia lideró las pérdidas de la bolsa española con una caída del 6,45 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba cuatro centésimas y se situaba en el 6,14 por ciento antes del cierre, mientras que el rendimiento de los títulos germanos subía una centésima y quedaba en el 1,39 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 4.443 millones de euros, de los que más de 2.600 fueron intermediados por inversores institucionales.

LA PRIMA DE RIESGO CAE HASTA LOS 477 PUNTOS

La prima de riesgo española, que mide el sobrecoste que exigen los inversores por comprar deuda nacional en lugar de alemana, ha caído hoy hasta los 477 puntos básicos, cinco menos que al cierre de ayer.

La falta de conclusiones en la cumbre europea hundía esta mañana la rentabilidad de los bonos alemanes, lo que hacía repuntar la prima de riesgo española por encima de los 490 puntos básicos.

Sin embargo, a lo largo de la sesión las tensiones se han relajado, lo que permitió a la deuda alemana cerrar en el 1,39 % de interés, por encima del 1,38 % de ayer, y relajar la rentabilidad de los bonos españoles a diez años hasta el 6,16 %, cuatro centésimas por debajo de la víspera.

Las discrepancias entre Alemania y el resto de los grandes países de la zona del euro -España, Francia e Italia- sobre aplicar medidas de austeridad o crecimiento no se han diluido en la cumbre informal celebrada en Bruselas, que ha dejado para finales de junio la resolución de esta controversia.

En ese sentido, el primer ministro italiano, Mario Monti, ha asegurado hoy que la mayoría de los países de la Unión Europea (UE) respaldan la emisión de deuda conjunta en Europa, pese a que aún existen países reticentes, especialmente en el norte del continente.

Europa está decidida a esperar al resultado de las elecciones que celebra Grecia el 17 de junio, aunque la hipotética salida del país de la moneda única se ve ya como una opción realista.

La agencia de medición de riesgos Fitch ya ha empezado a valorar el impacto de una salida de Grecia del euro y ha indicado hoy que este podría minimizarse con una "respuesta política efectiva" de la UE, para evitar el posible contagio a otros países "periféricos" como España, Italia, Irlanda o Portugal.

El riesgo país de España se relajaba después de que un miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Ewald Nowotny, tachara hoy de "imprudente" la comparación de Grecia con otros países del sur de Europa.

A la difícil situación política hay que añadir que la actividad económica de la zona del euro ha registrado en mayo el declive más rápido de los últimos tres años, de acuerdo con el indicador de actividad PMI publicado hoy por la compañía de información financiera Markit.

A pesar de que la prima de riesgo de los países periféricos ha mejorado hoy, el euro continúa por debajo de los 1,26 dólares en el mercado de Fráncfort.

El riesgo país italiano ha caído hoy hasta los 418 puntos básicos y el irlandés, hasta los 595, mientras que Portugal repuntaba hasta los 1.105 puntos y Grecia hasta los 2.858.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS), relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares, se cambiaban al cierre de la sesión a 503.750 dólares anuales.