La bolsa española baja el 0,3 % por la caída de los grandes valores

Ibex
Ibex

La bolsa española ha perdido hoy el 0,3 por ciento y el nivel de 8.300 puntos por el retroceso de los grandes valores y del sector energético, lo que ha impedido celebrar los datos de empleo estadounidenses de febrero y los avances en la reestructuración de la deuda griega.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ha bajado 24,70 puntos, el 0,3 por ciento, hasta 8.282,70 puntos.

Las pérdidas anuales aumentan hasta el 3,31 por ciento y en la peor semana del año y desde mediados de diciembre, el IBEX baja el 3,28 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,31 dólares, sólo bajó Milán, el 1,11 por ciento, mientras que Fráncfort avanzó el 0,67 por ciento; Londres, el 0,47 por ciento; París, el 0,26 por ciento, y el índice Euro Stoxx 50, el 0,07 por ciento.

La indefinición presidió el comienzo de la jornada de la bolsa española a pesar de que se había conocido la alta participación de los acreedores de Grecia en el proceso de reestructuración y quita de la deuda helena.

Los altibajos iniciales coincidían con algunos datos sobre la evolución en febrero de los precios en China -3,2 por ciento- y Alemania -2,3 por ciento- y con el aumento del 0,3 por ciento de la producción industrial francesa en enero.

El mercado nacional rondaba el nivel de 8.300 puntos mientras mejoraba la rentabilidad de la deuda española y la cotización del euro se mantenía por encima de 1,32 dólares.

La convocatoria de huelga general en España el 29 de marzo por los sindicatos mayoritarios apenas incidía en la bolsa, en la que sí pesó más el informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sobre aplicar un impuesto al gas natural y los carburantes para que asuman parte del coste de las primas a las renovables.

A pesar de que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, celebraba el acuerdo sobre la deuda griega y recordaba que Grecia podría obligar a los acreedores que no han acudido a la reestructuración a aceptar la condiciones, la bolsa bajaba a 8.250 puntos.

La creación de 227.000 nuevos empleos en Estados Unidos en febrero, aunque la tasa de paro se mantuvo en el 8,3 por ciento, acercó a la bolsa al nivel de cierre de la víspera.

Con esto y los datos de déficit comercial estadounidense, que creció el 4,3 por ciento, hasta 52.600 millones en enero, la cotización del euro empezó a bajar hasta 1,31 dólares.

La debilidad de la subida inicial de Wall Street devolvía la bolsa a la cota de 8.250 puntos, aunque al final de la sesión, consiguió pequeñas ganancias con el petróleo a 126 dólares.

Sin embargo, el descenso de los grandes valores impidió mantener ese alza y la bolsa registró una nueva caída.

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 0,98 por ciento; Banco Santander, el 0,87 por ciento; Repsol, el 0,61 por ciento; Telefónica, el 0,32 por ciento, e Iberdrola, el 0,11 por ciento.

Red Eléctrica, con nuevo presidente y castigada por el informe de la CNE, lideró las pérdidas del IBEX con un retroceso del 4,93 por ciento, seguida de Sacyr, que cayó el 3,1 por ciento, en tanto que Enagás bajó el 3,02 por ciento, e IAG, el 1,98 por ciento.

Gamesa, tras vender cuatro parques eólicos, encabezó la lista de empresas del IBEX con ganancias al subir el 9,73 por ciento, seguida de Banco Sabadell, que subió el 6,37 por ciento animada por el repunte de los derechos de su ampliación de capital, y de Abengoa, con un alza del 4,3 por ciento.

En cuanto a la evolución semanal de los valores del IBEX, bajaron veintiocho, subieron siete y repitió cotización uno, Bolsas y Mercados Españoles.

La mayor caída correspondió a Sacyr, el 10,5 por ciento; Red Eléctrica, el 8,56 por ciento, y Abengoa, el 7,33 por ciento, mientras que Gamesa consiguió el principal avance con una alza del 2,2 por ciento; DIA se revalorizó el 2,02 por ciento, y Grifols, el 1,98 por ciento.

Todos los grandes valores bajaron esta semana: BBVA, el 5,25 por ciento; Repsol, el 4,24 por ciento; Banco Santander, el 3,76 por ciento; Iberdrola, el 3,35 por ciento, y Telefónica, el 2,53 por ciento.

En el mercado continuo destacó la subida del 14,89 por ciento de los derechos de Banco Sabadell, mientras que Fersa comandó las pérdidas al bajar el 7,62 por ciento.

Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años bajaba seis centésimas y se situaba en 4,98 por ciento, en tanto que el rendimiento del bono alemán bajaba una centésima, hasta el 1,79 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.433 millones de euros, de los que algo más de 550 fueron intermediados por inversores institucionales.