La bolsa española cae el 1,01% y baja a 9.800 puntos por la banca

La bolsa sube un 0,78% y logra un nuevo máximo anual en 9.062 puntos
La bolsa sube un 0,78% y logra un nuevo máximo anual en 9.062 puntos |Telemadrid

La bolsa española ha bajado el 1,01 por ciento afectada por la bajada del sector financiero y de la mayoría de los grandes valores, según datos del mercado y expertos consultados.

Mientras la prima de riesgo subía de 237 a 240 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, cedió 99,90 puntos, el 1,01 por ciento, hasta 9.815,50 puntos. En la semana pierde el 1,86 por ciento y las ganancias anuales caen al 20,18 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,379 dólares, Milán perdió el 1,45 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,15 por ciento, y París, el 0,08 por ciento. Subieron Londres, el 0,12 por ciento, y Fráncfort, el 0,06 por ciento.

La bolsa española perdía el nivel de 9.900 puntos desde la apertura, por la influencia de la bajada del 2,75 por ciento de Tokio, afectado por la debilidad del dólar y su influencia negativa en el sector exportados.

De los grandes valores solo subió Inditex, el 0,47 por ciento, en tanto que BBVA cayó el 2,29 por ciento; Telefónica, el 1,32 por ciento; Banco Santander, el 1,26 por ciento; Iberdrola, el 0,44 por ciento; Repsol, el 0,29 por ciento.

De las empresas del IBEX destacó la bajada del 4,18 por ciento de IAG, en tanto que Bankinter perdió el 3 por ciento; Sacyr, el 2,57 por ciento; Banco Popular, el 2,55 por ciento, y DIA, el 2,54 por ciento.

Siete compañías del IBEX terminaron la sesión con ganancias, con FCC en el primer puesto y una subida del 3,39 por ciento, en tanto que Técnicas Reunidas avanzó el 1,03 por ciento; Amadeus, el 0,78 por ciento, y Ebro Foods, el 0,72 por ciento.

Service Point Solutions, en su vuelta a la cotización, lideró las pérdidas en el mercado continuo con una bajada del 58,36 por ciento, mientras que Quabit comandó las subidas al avanzar el 13,45 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo se elevó a 4.420 millones de euros, de los que algo más de 2.300 fueron intermediados por inversores institucionales.