La balanza de pagos registra su primer superávit semestral desde 1997

euros_470_carrusel
Euros |archivo

La balanza por cuenta corriente de los seis primeros meses del año acumuló un superávit de 1.357,7 millones de euros; el primero desde 1997 en términos semestrales, y después de que redujera su déficit un 92,44 % hasta mayo, según los datos publicados hoy por el Banco de España. Se trata del primer superávit semestral que registra la balanza de pagos desde 1997, fecha en la que esta cuenta también arrojó un saldo positivo, aunque en este caso en el segundo semestre del año (entre junio y diciembre).

De esta forma la balanza de pagos, que mide las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior, cambia de signo después de presentar superávits puntuales en los meses de marzo y mayo y en contraste con el déficit acumulado de 16.978 millones que registró en el primer semestre de 2012.El superávit hasta junio de este año se explica por la "notable corrección del déficit comercial", de un 82,68 % gracias al tirón de las exportaciones, así como por la mejora de los saldos de rentas y de servicios.

Así, el saldo positivo de la balanza de servicios entre enero y junio se incrementó el 12,37 %, hasta los 17.063,9 millones de euros, como consecuencia del aumento de ingresos procedentes del turismo y los viajes, mientras que el déficit comercial se redujo el 82,68 % hasta los 2.711 millones, como consecuencia del aumento de las exportaciones en un 9,4 % en tasa interanual y de la reducción de las importaciones en un 1,7 %.El saldo positivo de la balanza por cuenta corriente también es achacable a la caída del déficit de rentas, que disminuyó el 36,83 % hasta los 6.940 millones de euros en los seis primeros meses del año.

No obstante, el Banco de España detalla que el déficit de la balanza de transferencias corrientes -en las que se engloban las rentas que envían los inmigrantes a sus países de origen- se incrementó el 9,52 % y sumó 6.055 millones de euros.El cambio de tendencia en la balanza de pagos está en línea con las previsiones del Gobierno que estima que cierre el año con un superávit equivalente al 2 % del PIB.

Según los datos históricos del Banco de España, también sería la primera vez desde 1990 (fecha en la que comenzaron a elaborarse las series) que se produce un supéravit en la balanza de pagos entre enero y junio.

Por otra parte, la cuenta de capital, que recoge las transferencias de capital procedentes de la Unión Europea, generó un superávit en los seis primeros meses del año de 3.892 millones de euros, frente a los 2.393,4 millones de un año antes.Con todo ello se concluye que el primer semestre del año, la economía española ha tenido por primera vez desde 1997 capacidad de financiación por valor de 5.249,8 millones de euros, en claro contraste con la necesidad de financiación acumulada que tuvo en el mismo período de 2012.

Por otra parte, en el mes de junio la balanza por cuenta corriente también registró un superávit de 2.567,4 millones, frente al déficit de 980,5 millones que tuvo el mismo mes del año pasado.