Uno de cada cuatro autónomos piensa que ampliará plantilla en 2014

El 68,5% de los autónomos cree que su negocio no empeorará en 2014 y, dentro de ese grupo, tres de cada diez incluso piensa que mejorará, según el último barómetro de la organización de autónomos ATA, que apunta que sólo uno de cada cuatro autónomos opina que su negocio irá a peor a lo largo del próximo año. Así lo revela el barómetro de la organización de autónomos ATA, presentado este lunes en rueda de prensa y que, a partir de 1.300 entrevistas a trabajadores por cuenta propia, muestra una mejora de las expectativas del colectivo respecto al anterior barómetro, realizado en junio.

De este modo, casi el 36% de los autónomos opina que en 2014 mejorará la situación de la economía española, porcentaje superior al 30,4% del anterior barómetro. A pesar de que la situación del colectivo sigue siendo complicada, algunas de las medidas adoptadas en el último año (Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, la Ley de Emprendedores o los planes de pago proveedores) han sido bien recibidas por los autónomos.

Más de la mitad de los trabajadores por cuenta propia (55,5%) creen que 2013 ha sido un año complicado y que recortarán ingresos, frente al 23,1% que piensa que no le ha afectado y el 21,4% que prevé que su balance sea positivo a cierre del ejercicio (16,6% en el

último barómetro).

Entre los que prevén una mejora de sus ingresos este año, la mayoría, casi seis de cada diez, cifra dicha mejora en menos de un 10%, en tanto que entre los que apuntan a una disminución de su facturación, el 42,7% considera que la caída de sus ingresos superará el 21%.

Más de la mitad de los autónomos señalan la reducción de las ventas como la causa principal de la caída de su negocio, mientras que para uno de cada cuatro los problemas de su negocio han venido motivados por la imposibilidad de acceder al crédito y casi la misma proporción alega que ha sido por la morosidad de su clientela.

UNO DE CADA CUATRO CONTRATARA TRABAJADORES EN 2014

ATA destaca en su informe que, desde el anterior barómetro, ha aumentado considerablemente el número de autónomos que dice haber contratado algún trabajador este año, desde el 18,2% al 27,7%. Siete de cada diez autónomos de los 1.300 encuestados para la realización de este estudio asegura no haber contratado a nadie en 2013.

De cara a 2014, uno de cada cuatro autónomos (26,4%) se muestra optimista y piensa que necesitará ampliar su plantilla, porcentaje que supera en más de cuatro puntos al del anterior barómetro y muy superior al 8,2% manifestado en octubre de 2012.

Por el contrario, el 50,3% de los trabajadores por cuenta propia no ven posible o necesario contratar trabajadores en los próximos meses (68,4% en el anterior barómetro).

Los autónomos muestran además una visión más optimista sobre el mercado laboral que la que tenían hace medio año. Mientras que el 70,7% de los trabajadores por cuenta propia pensaba en junio que el paro seguiría aumentando, ahora el porcentaje desciende hasta el 48,8%. Además, el 47,6% de los trabajadores por cuenta propia considera que el paro ha tocado techo y no seguirá subiendo (25,5% en el anterior barómetro).

CREDITO Y MOROSIDAD

La falta de acceso al crédito sigue siendo un problema importante para los autónomos. Sólo uno de cada tres ha acudido a una entidad financiera a buscar financiación. A más de la mitad de los autónomos que han ido a los bancos a buscar liquidez, ésta les ha sido denegada, y sólo uno de cada cuatro la ha conseguido sin cortapisas.

En cuanto a los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), sólo uno de cada tres autónomos ha pedido al organismo uno de sus préstamos en los últimos cinco años, frente al 65,3% que no ha solicitado ninguno. La respuesta del ICO, según ATA, ha sido "más restrictiva" que la de las entidades financieras, pues a casi siete de cada diez le denegaron la solicitud y sólo el 24,2% consiguió la financiación solicitada.

El otro gran problema de los autónomos es la morosidad, pública y privada. Seis de cada diez asegura que padece este problema (59,3% en el anterior barómetro). No obstante, un dato positivo, según ATA, es que ha descendido el tiempo de demora en el cobro de las facturas pendientes, ya que mientras que en el anterior barómetro el 38,1% tardaba más de seis meses en cobrar sus facturas, el porcentaje ha descendido hasta el 32,3%.