El peso argentino arrastra al Ibex tras la autorizacion de compra de dólares

Pesos argentinos
Pesos argentinos |Telemadrid

El peso argentino ha caído un 1,88% poco después de la apertura del mercado de cambios tras el anuncio del Gobierno nacional de que permitirá a particulares adquirir divisa extranjera para tenencia y ahorro a partir del lunes.

La bolsa española ha perdido hoy el 3,64 por ciento, la mayor caída desde el 4 de febrero de 2013, y ha bajado hasta 9.900 puntos afectada por la depreciación del peso argentino y de las divisas de países emergentes, según expertos consultados y datos del mercado.

Mientras la prima de riesgo subía de 204 a 210 puntos básicos, el índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, ha bajado 372,30 puntos, el 3,64 por ciento, hasta 9.868,90 puntos, nivel que no registraba desde el pasado seis de enero. En la semana pierde el 5,7 por ciento, el peor resultado desde finales de septiembre de 2012, y en el cómputo anual vuelve a registrar pérdidas, el 0,48 por ciento.

Todos los valores del IBEX bajaron y de las grandes compañías destacó la caída del 5,14 por ciento de BBVA; Telefónica perdió el 4,55 por ciento; Repsol, el 3,65 por ciento; Banco Santander, el 3,53 por ciento; Inditex, el 3 por ciento; Iberdrola, el 2,28 por ciento.

El parqué madrileño ha liderado los recortes tras las tensiones desde el otro lado del Atlántico, aunque la jornada se ha caracterizado por las fuertes caídas extendidas entre las principales plazas de Europa. París se ha dejado un 2,8% y ha seguido al Ibex al frente de las caídas, mientras que Londres ha dejado las pérdidas en el 1,6%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española se tensionaba y escalaba hasta los 214 puntos, con la rentabilidad del bono español a diez años por encima del 3,8%. El euro, por su parte, ha fijado el intercambio al cierre de sesión en los 1,3684 dólares.

EL GOBIERNO ARGENTINO ACABA CON EL "CEPO CAMBIARIO"

El Gobierno argentino ha decidido autorizar la compra de dólares por particulares con finalidad de ahorro, levantando así el denominado "cepo cambiario", según anunció el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, quien compareció en la Casa Rosada acompañado del ministro de Economía y Finanzas, Axel Kicillof.

"Hemos decidido autorizar la compra de dólares para tenencia y ahorro", declaró Jorge Capitanich en una conferencia de prensa en la que no se aceptaron preguntas, donde indicó que la medida entrará en vigor a partir del próximo lunes a través de los organismos pertinentes.

Asimismo, los dirigentes anunciaron una rebaja del 35% al 20% en el anticipo del impuesto a las Ganancias que regía para la adquisición de divisas con fines turísticos o en las compras en el exterior con tarjeta de crédito.

En este sentido, el jefe del Gabinete explicó que en el marco de la política de la política cambiaria, "de flotación administrada del tipo de cambio", el Gobierno argentino considera que el precio del dólar "ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica".

Kicillof afirmó por su parte que "los mismos que durante diez años dijeron que el dólar valía un peso, son los que hoy nos quieren convencer de que hoy vale 13". "Así que saquen sus propias conclusiones", concluyó el ministro.

En octubre de 2011, el Ejecutivo de Cristina Fernández implantó una serie de restricciones a las operaciones con moneda extranjera que se conocieron como "cepo al dólar". Entre esas restricciones, que se endurecieron progresivamente, figuraba la imposibilidad de adquirir dólares para el ahorro por parte de particulares, una práctica habitual entre los argentinos debido a la inflación y a la acusada pérdida de valor de la moneda local.

EL GOBIERNO ARGENTINO ACUSA A LA PETROLERA SHELL DE ESTAS DETRÁS DE LOS ATAQUES ESPECULATIVOS CONTRA EL PESO

El ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, atribuyó a la petrolera Shell ataques especulativos contra el peso y dijo que el levantamiento parcial de las restricciones a la compra de dólares busca "dar certidumbre" tras la brusca depreciación de la moneda nacional.

Kicillof destacó que en la depreciación del peso de los dos últimos días, en los que perdió más del 11% de su valor frente al dólar, "se vio que hay intereses muy fuertes atentando contra el proyecto económico".

"Ayer, sorpresivamente, (el dólar) estaba en 7,20 y hubo un pedido de compra de dólares por 8,40, y después se determinó que quien había pedido iba a pagar 8,70, que todos sabemos que fue Shell", dijo el ministro, en acusación directa a la empresa petrolera estadounidense. "Querían un dólar a 13 pesos, y de esa forma ayer mismo tuvimos ese ataque especulativo muy fuerte", añadió.

"No estamos hablando de pequeños ahorristas sino que estamos hablando del sector que también dijo que los depósitos eran intangibles y se quedó con la plata de la gente, y ha generado con cotizaciones paralelas negocios formidables", disparó el titular del Palacio de Hacienda.

El dólar llegó a cotizar este jueves a 8,40 pesos por unidad, pero la inyección de cien millones de dólares del Banco Central (BCRA) redujo la subida y la divisa estadounidense cerró en 7,75 pesos, un 8,54 por ciento menos que el día anterior, cuando ya había caído un 3,47 por ciento.

A la apertura del mercado cambiario, el dólar oficial volvió a subir 15 centavos más y cotizó a 8,10 pesos para la venta en su primera salida al mercado tras conocerse el levantamiento parcial del llamado "cepo al dólar", las restricciones de acceso a esa divisa.

Durante esta mañana, según medios locales, el dólar paralelo registra una tendencia descendente y se vende casi un peso por debajo del valor de ayer.