La abusiva subida de los alquileres empuja a los españoles a preferir comprar una vivienda

Unos 27 euros es la diferencia entre un alquiler medio y una hipoteca, una diferencia escasa que empuja a los españoles a preferir comprar una vivienda ante la abusiva subida de los alquileres. Esa subida sin freno del precio del alquiler está provocando un nuevo cambio de tendencia. Mientras que cada vez son menos los que tienen intención de alquilar, crecen un 7% los españoles que vuelven a plantearse comprar una vivienda.

Además, y según un estudiio, ocho de cada 10 españoles cree que se están repitiendo los mismos errores que durante la crisis y algunos temen una nueva burbuja inmobiliaria.

LA MITAD DEL SUELDO PARA PAGAR EL ALQUILER

Los inquilinos en España dedican entre un 30% y un 40% de sus ingresos a pagar el alquiler de una vivienda, según se desprende del 'VII Perfil del Inquilino en España', estudio realizado por Alquiler Seguro.

En concreto, casi el 35% de los encuestados afirma dedicar este porcentaje al pago de la renta del alquiler, mientras que un 29% dedica casi la mitad de su sueldo a pagar el alquiler y un 19,6% entre un 20% y un 30% de sus ingresos. En general, el perfil del inquilino suele ser el de un hombre de unos treinta años, con nacionalidad española, soltero, con contrato indefinido y con un sueldo medio de unos 1.100 euros al mes.

Sin embargo, en casi un 40% de los casos, el número de inquilinos por contrato de arrendamiento es de dos. Tan solo en un 20,6% de los casos el número de arrendadores por contrato es uno. Además, si se tienen en cuenta los datos laborales y financieros, pese a que de forma mayoritaria los inquilinos tienen contrato indefinido, un 20,8% de los encuestados es autónomo y un 16,1% tiene un contrato de circunstancia de producción.

Por su parte, los hábitos y comportamientos demuestran que los interesados solo necesitan doce días para encontrar piso y que en su mayoría suelen realizar la búsqueda a través de Internet con un dispositivo móvil.

De media, según el informe, los interesados en arrendar una propiedad suelen visitar 3 viviendas y suelen dedicar casi dos horas semanales a visitarlos. A la hora de alquilar un inmueble, la cercanía al trabajo es un plus, mientras que el número de dormitorios es el principal motivo de renuncia.