Volkswagen garantiza al Gobierno que mantendrá las inversiones en España

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha enviado una carta al Grupo Volkswagen en la que ratifica el compromiso del Gobierno con los planes de ayuda a la innovación si el consorcio alemán cumple con el programa de inversiones previstas en España.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro, Soria ha reiterado que ayer tuvo una reunión en Wolfsburgo (Alemania) con el nuevo consejero delegado del Grupo Volkswagen, Matthias Müller, en la que éste le confirmó que el programa de inversiones previsto para España "no tiene ningún tipo de alteración".

El titular de Industria ha garantizado que tanto las comunidades autónomas en las que se encuentran las plantas a las que van destinadas las inversiones, Navarra y Cataluña, como el propio Gobierno, pondrán en marcha los planes de ayuda a la innovación previstos.

Soria ha explicado que se hará igual que en otros muchos casos "cuando otras marcas, incluso Volkswagen, han localizado cargas de trabajo adicional en sus fábricas". Las ayudas, ha reiterado, son las que normalmente se plantean por parte de todos los grupos automovilísticos a la hora de tomar una decisión de ubicar en una factoría o en otra el lanzamiento de un modelo o de varios modelos.

"Esto se ha hecho a lo largo de todos estos años prácticamente con todas las marcas que han dotado de carga de trabajo adicional a sus factorías aquí", ha remarcado.

En Navarra, ha recordado, se fabricará el nuevo modelo del Polo de Volkswagen, con una inversión prevista de aproximadamente 1.000 millones de euros. La inversión prevista en la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) para los nuevos modelos Ibiza y León es de 3.200 millones de euros.

Sobre cuándo va a empezar el grupo alemán a reparar los vehículos afectados, Soria ha indicado que, según le ha explicado el grupo alemán, el plan de acción estará aprobado antes del 31 de octubre para que, a partir del 1 de enero de 2016, la marca se dirija a los propietarios de los coches que cuentan con el software manipulado.

El ministro ha recordado que en España hay 683.000 afectados y que a principios del próximo año la compañía "empezará a llamar uno por uno a todos los propietarios para que vayan a sus respectivos concesionarios para hacer las modificaciones oportunas en el software o en el motor".

Soria ha precisado que no es obligatorio llevar el vehículo al concesionario, ya que "es una cuestión que dependerá de cada consumidor". En este sentido, ha recordado que, según la compañía, "en modo alguno" la colocación de este software influye en la seguridad del vehículo.

LA DEVOLUCION DE LAS AYUDAS DEL PLAN PIVE, EN ESTUDIO

El ministro ha indicado que la compañía está diseñando un plan de acción para que los vehículos que lleven esos motores puedan ser llevados a los concesionarios a partir del 1 de enero de 2016 a fin de darles una solución.En todo caso, Soria ha dejado claro que el problema que existe con estos motores no afecta en absoluto a la seguridad. "No tiene nada que ver con la seguridad del vehículo", ha insistido.

Por otro lado y preguntado por si el Gobierno español exigirá a Volkswagen la devolución de las ayudas del plan PIVE, Soria ha recordado que ha solicitado un informe a la asesoría jurídica para que estudie si estas ayudas tienen o no que ver con el software manipulado.

"Todavía no tenemos ese informe, pero lo que sí es verdad es que el PIVE hare referencia a emisiones de CO2. Lo que ha declarado la empresa es que este software hace referencia a otro tipo de emisiones, que son unas emisiones que se conocen como NOx (óxido de nitrógeno)", ha matizado.

RECUPERACIÓN DE LAS AYUDAS A VOLKSWAGEN SI SE HAN INCUMPLIDO

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado que el Gobierno iniciará el proceso de recuperar las ayudas concedidas a Volkswagen "en el caso de que se hayan incumplido las condiciones", en relación con el caso del software que manipulaba las emisiones en motores diésel.

Catalá destacó la necesidad de ser prudentes en relación con este tema, así como de acreditar cuál ha sido la irregularidad cometida, el impacto y las consecuencias diversas que puede tener, como por ejemplo haber recibido ayudas públicas que habría que recuperar.

"Si se han incumplido las condiciones, habrá que organizar el procedimiento para recuperar las ayudas, mientras que el tema del fraude está todavía por determinar", aseguró en una entrevista en Las mañanas de RNE.

El titular de Justicia indicó que la eventual recuperación de los incentivos concedidos a la compra de vehículos Volkswagen no afectaría al ciudadano, ya que éste ha actuado de buena fe, aunque la compañía podría tener responsabilidad en este sentido. "

Si se ha cometido algún tipo de fraude, publicidad engañosa o de competencia desleal es otro análisis jurídico sobre el que conviene tener primero toda la información de base para, a partir de ahí, deducir la recuperación de ayudas públicas", apuntó.

Catalá subrayó que estos fondos públicos, "con el dinero de todos los españoles", fueron adjudicados a un fin que "parecía positivo", como era fomentar la recuperación de la industria automovilística y el fomento de la compra de coches eficientes.

Ante la crisis de Volkswagen, el ministro de Justicia resaltó que parece "evidente" que se ha producido la utilización de un software que falseaba los datos en las pruebas de emisiones, lo que supondría una utilización fraudulenta de una información que permitía una política comercial de vender un vehículo como eficiente y además servía para recibir indebidamente unas ayudas.