Valerio anuncia para hoy un acuerdo salarial que será "muy bueno" para elevar las cotizaciones

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha dado por hecho que las organizaciones empresariales y sindicales cerrarán un preacuerdo de salarios esta tarde que será "muy bueno" para elevar las cotizaciones de la Seguridad Social y para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores activos. Así, antes de intervenir en un desayuno con el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, organizado por Fórum Europa, la titular del Ministerio ha señalado que cree que va a ser una "magnífica" noticia y que de este acuerdo salarial también pueden colgar otros posibles acuerdos en una mesa tripartita.

En concreto, la ministra considera que en el diálogo entre el Gobierno, sindicatos y organizaciones empresariales se podrán tratar temas tan importantes como la subcontratación, la ultraactividad (encadenamiento de convenios), la primacía de los convenios sectoriales frente a los empresarios o velar por la igualdad laboral, "medidas importantes que van a servir para mejorar las condiciones laborales en este país".

Sobre otra posible reunión del Gobierno con interlocutores sociales, Valerio ha afirmado que ya tuvieron una reunión la primera semana de mandato y que ahora va a haber una ronda de reuniones individuales con todas las organizaciones para empezar a hablar ya de un programa de trabajo y de temas a tratar.

LAS PENSIONES, EN PROFUNDIDAD

"Vamos a esperar a ver qué cuestiones nos plantean ellos en esa posibilidad de acuerdo tripartito", ha apostillado la ministra, tras recordar que "desde luego" el tema de las pensiones es uno de los que también que se va a tratar "con mucha profundidad".

En esta línea, ha hecho hincapié en que cree que es "compatible con la estabilidad presupuestaria el hecho de que los pensionistas puedan mantener el poder adquisitivo", pero considera que también hay que hablar de financiación y de cómo se reequilibran la cuentas de Seguridad Social con sentido de Estado y reponsabilidad, "velando por la sostenibilidad social del sistema público de pensiones, pero también la sostenibilidad económica".

Por otro lado, Valerio ha señalado que entre las señas de identidad de este Gobierno destaca potenciar la acción de la Inspección de Trabajo en la lucha contra el fraude a la Seguridad Social y el empleo irregular. "Hay que dar un paso más allá y luchar contra la explotación laboral que en estos momentos están sufriendo algunos colectivos en este país", ha apostillado.

Concretamente, la ministra ha señalado que el Gobierno va a diseñar un plan con una metodología "participativa" para mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores. Así, ha afirmado que en la creación de este plan el Ejecutivo quiere tener en cuenta también el punto de vista de los agentes sociales, comunidades autónomas y a varios departamentos del propio Gobierno. "Esperemos trabajar con mucha intensidad este mes de julio para cuanto antes tener en marcha este plan que creo que va a ser muy bueno para mejorar condiciones de nuestros trabajadores", ha concluido.

LOS SINDICATOS CONFÍAN EN LOGRAR UN ACUERDO, SI BIEN AÚN NO ESTÁ TODO CERRADO

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han confiado hoy en cerrar próximamente un acuerdo salarial, pero han llamado a la prudencia porque es "complejo" y tiene "muchas piezas que encajar". En declaraciones a los medios tras participar en un desayuno de Nueva Economía Forum, Álvarez ha confiado en tener un preacuerdo "en breve" pero ha añadido que "por mucho que tengamos ansiedad no va a llegar antes".

Ha dejado claro que se trata de "un acuerdo complejo" que va a tener una incidencia real sobre la negociación colectiva y sobre la vida de los trabajadores", lo que genera "muchas dificultades" para sindicatos y patronal. "Creo que la ansiedad no debe hacernos perder de vista" que este acuerdo debe permitir avanzar en el reparto de la riqueza, ha dicho Álvarez.

El preacuerdo contempla un incremento salarial para cada uno de los tres próximos años de "en torno" al 2 %, más un variable del 1 %, así como un salario mínimo en convenio de 14.000 euros anuales.

Asimismo recoge otros puntos de acuerdo sobre los elementos de la reforma laboral que entorpecen la negociación colectiva, y es en estas medidas en las que están ahora las negociaciones, según ha reconocido Álvarez. Sordo ha considerado que un acuerdo salarial "sería un mensaje muy positivo para el país" y "un punto de inflexión" ante la precariedad laboral, y ha esperado que sean "capaces de sacarlo adelante".

"No está cerrado", ha dicho, pero ha confiado en que "en las próximas horas se pueda desbloquear una negociación que ha avanzado mucho en la últimas semanas", aunque "tampoco pasa nada por esperar horas o días para poder concretar un acuerdo que es muy importante".

Los elementos centrales están bastante acordados, ha reconocido Sordo, si bien "hasta que no está todo acordado no está nada acordado", porque "son muchas piezas que han de encajar".