La Unión Europea eleva su previsión de crecimiento para España a pesar de la crisis en Cataluña

De Guindos y Lane tienen hoy la primera  cita para defender su candidatura al BCE
Los dos candidatos a ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) a partir del 1 de junio - el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, y el gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane - defenderán este miércoles por primera vez ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara sus puntos fuertes para asumir el cargo en dos audiencias que se desarrollarán a puerta cerrada. |Telemadrid

La Comisión Europea ha mejorado sus previsiones de crecimiento para España hasta el 3,1% en 2017 y el 2,5% en 2018, pero advirtió del riesgo de que la crisis de Cataluña tenga un impacto en la economía que todavía no puede calcular. "Las reacciones del mercado a los recientes acontecimientos en Cataluña se han contenido. Existe el riesgo de que futuros desarrollos puedan tener un impacto sobre el crecimiento, que no puede anticiparse en este momento", dijo el Ejecutivo comunitario en sus previsiones macroeconómicas de otoño para España presentadas este jueves.

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha calificado de "buena noticia" la mejora de las previsiones, y ha augurado que, si se supera el "elemento de incertidumbre" que supone la crisis política en Cataluña, continuará el ritmo de crecimiento "fuerte", con una creación de empleo "intensa" y una corrección "muy importante" del déficit.

De Guindos ha subrayado que la Comisión Europea mejora "en todos los aspectos" sus anteriores cifras de las previsiones de primavera, tanto desde el punto de vista del crecimiento, como de la aportación del sector exterior, las cifras fiscales y presupuestarias y de empleo. También ha destacado que las proyecciones de la CE están por encima de las del Gobierno, que son "más cautas" al incluir un impacto por la crisis catalana de en torno a medio punto del PIB, y ha recalcado que se ha convertido "prácticamente en una constante" que cada vez que hay nuevas proyecciones sobre España haya una mejora de la visión de las instituciones internacionales.