La UE verá el 3 de julio si Grecia cumple las condiciones del rescate

Caídas generalizadas de las bolsas europeas por el descuerdo sobre la deuda griega

Los ministros de Finanzas de la zona euro celebrarán otra reunión extraordinaria el 3 de julio para analizar si Grecia ha cumplido con las condiciones que se le exigen para desbloquear el quinto tramo del programa de rescate.

Los países del euro esperan que el Parlamento de Grecia apruebe hacia finales de este mes la estrategia fiscal a medio plazo y el programa de privatizaciones propuestos por el Gobierno de Atenas.

Tras esas decisiones, la UE podría aprobar en julio el quinto desembolso del programa de rescate financiero de Grecia (12.000 millones de euros junto con el FMI), dijo el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, en una conferencia de prensa al final de una reunión de ministros de Finanzas de países del euro.

"Hay ahora una enorme responsabilidad que está en los hombros del nuevo Gobierno griego, pero también en los líderes y parlamentarios" del país, afirmó el comisario.

Una nueva misión de la llamada "troika" (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) estará en Atenas mañana y el miércoles para analizar cómo el Gobierno griego está cumpliendo el acuerdo alcanzado a comienzos de este mes para poner en marcha nuevas reformas.

El objetivo de esta nueva misión es "verificar que el Gobierno está aplicando" el memorando acordado con la "troika" el pasado día 3 de junio, y conocer el texto que será enviado al Parlamento de Atenas para su votación "antes de finales de junio", explicó Rehn.

Cuando la aprobación en el Parlamento haya tenido lugar, "concluiremos el memorando y el informe de cumplimiento, antes de la reunión del eurogrupo del 3 de julio" añadió.

En esa cita se tratarán también los detalles de otro programa de asistencia financiera a Grecia a más largo plazo y las modalidades de contribución de los acreedores privados al mismo.

Tanto el comisario como el presidente del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, recalcaron que los dos días de reuniones de los titulares de Finanzas de los países del euro han mostrado un consenso respecto a que esa participación debe ser "estrictamente voluntaria".

EL FMI LLAMA A EUROPA A COOPERAR MAS PARA HACER FRENTE A LA CRISIS

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo hoy que se necesita más "cohesión y cooperación" en Europa para hacer frente a la crisis y alertó de que los problemas en los países periféricos amenazan la recuperación en el núcleo de la zona euro.

"Sigue en marcha una recuperación robusta pero la crisis de deuda soberana amenaza con truncar ese panorama favorable y es necesario hacer mucho más para asegurar una unión monetaria dinámica y resistente", señaló hoy el FMI en un informe sobre las políticas de los países de la zona euro.

"El fracaso a la hora de poner en práctica medidas decisivas podría hacer que se extiendan rápidamente las tensiones a la región central del euro y traducirse en contagios a nivel global", advirtió el organismo multilateral.

El Fondo indicó que "la rápida implementación del compromiso de incrementar la Facilidad de Estabilidad Financiera (EFSF) y una mayor extensión de sus potenciales usos enviaría una muy necesaria señal de que los países miembros harán lo que sea necesario para salvaguardar la estabilidad de la zona euro".

El organismo considera "crucial" que los países con problemas cumplan con los compromisos en los programas de ajuste, incluidas las reformas estructurales que conduzcan a economías más abiertas.

"La privatización contribuirá a estos objetivos más allá de ayudar a establecer la sostenibilidad de la deuda", subraya el informe del Fondo, que hace hincapié, de todos modos, en que la ayuda de otros países de la zona euro sigue siendo "necesaria".

Asimismo, el informe califica de "esencial" el poner fin al "improductivo" debate sobre reestructuración de la deuda.

El organismo destacó que es necesario evitar la impresión de que la ayuda financiera a los países europeos en problemas estará condicionada a la reestructuración de la deuda.

El Fondo calificó de "fundamentales" las políticas para frenar el contagio derivado de los países que sufren crisis de deuda soberana.

Los economistas del FMI consideran que incluso si puede contenerse la crisis en los países periféricos, es preciso poner en marcha una amplia agenda de políticas para impulsar el crecimiento y lograr una unión monetaria más sólida.

"La recuperación en marcha es saludable desde muchos puntos de vista, con un crecimiento más equilibrado en las economías centrales (de la zona euro)", destacó el FMI, que indicó que existe también una menor dependencia del apoyo público.

Aun así, el organismo considera que es necesario incrementar "de forma significativa" el crecimiento potencial.

Para ello, aconseja reforzar el sistema bancario, desarrollar aun más los mercados de capital y lograr una mayor integración económica y financiera.

"En las economías no centrales, son incluso más importantes las reformas estructurales para reconstruir la competitividad, reavivar el crecimiento y combatir el desempleo", destacó el FMI.

El informe sale a la luz en medio del agravamiento de la crisis griega.

BONO ESPAÑOL MEJOR QUE LOS PAISES PERIFERICOS

Por su parte, la ministra de Economía española, Elena Salgado, insistió hoy en que la falta de acuerdo sobre el próximo desembolso de ayuda a Grecia no ha incrementado la presión sobre la deuda española, como muestra el hecho de que el diferencial con el bono alemán haya cerrado hoy en valores cercanos al viernes, antes de que se produjeran las discusiones del Eurogrupo.

"El diferencial con el bono alemán ha cerrado en exactamente en el mismo valor que tenía el viernes, antes de esta discusión sobre Grecia. Por lo tanto, yo creo que eso lo que pone de manifiesto es que esta discusión sobre Grecia no ha tenido efectos", explicó Salgado.

La prima de riesgo española, que es el diferencial entre la rentabilidad del bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, logró cerrar hoy en 262 puntos básicos, en un nivel similar al del pasado viernes, tras alcanzar los 272 puntos a primera hora por la falta de pacto sobre la ayuda a Grecia.

"Los mercados no tienen todos los datos, tienen alguna incertidumbre" sobre la situación de Grecia y el segundo rescate que prepara la Unión Europea para el país, lo que ha fomentado "alguna inestabilidad", dijo Salgado en una rueda de prensa que ofreció con motivo de las reuniones de ministros de Finanzas europeos celebradas en Luxemburgo.

Estas turbulencias en los mercados afectan de manera "casi general" a aquellos países que están en un programa (Grecia, Irlanda y Portugal) y "marginalmente en algunos otros", según Salgado.

Por la mañana, Salgado descartó un posible efecto de contagio tras considerar que los mercados "distinguen perfectamente" entre Grecia y España.

"Evidentemente, hubiera sido deseable que hubiéramos llegado a un acuerdo más inmediato en el día de ayer pero yo creo que los mercados distinguen perfectamente, saben que estamos haciendo las reformas que nuestro país necesita y que estamos llevando a cabo la consolidación fiscal", indicó Salgado.

CAIDA DE LOS MERCADOS

La Bolsa española cerró hoy con una caída del 0,96 %, afectada un día más, por la crisis de Grecia, una situación pese a la cual consiguió mantener los 10.000 puntos.

Así, el principal selectivo de la Bolsa española, el IBEX 35, bajó 97,10 puntos, equivalentes al 0,96 %, hasta los 10.038,10 puntos, con lo que las ganancias anuales se reducen hasta el 1,82 %.

La Bolsa española comenzó ya la jornada de hoy en tono negativo, al caer más del 1 %, después de que ayer los ministros de Finanzas de la zona euro finalizasen sin acuerdo una reunión prevista para desbloquear el quinto tramo del rescate a Grecia.

Todas estas noticias conocidas hoy hicieron que las bolsas europeas, además de la española, se decantaran por las pérdidas, una tendencia que se mantuvo hasta el final de la sesión, cuando Fráncfort cayó el 0,19 %; París, el 0,63 % y Londres, el 0,38 %.

Milán cayó el 2,01 %.

Al igual que las plazas europeas, Wall Street inició la sesión con una leve caída afectada también por Grecia.

No obstante, poco después de la apertura, Wall Street se daba la vuelta, un cambio que favoreció que la bolsa española cerrase con una menor caída que la registrada en la sesión.