El Tesoro ignora a Moodys y coloca 5.445 millones en letras a 12 y 18 meses a tipos más bajos

Subasta de bonos del Tesoro
Subasta de bonos del Tesoro |Telemadrid

El Tesoro Público ha colocado 5.445,71 millones en letras a 12 y 18 meses y a tipos más bajos, a pesar de que la agencia de calificación crediticia Moody's rebajó ayer la nota de la deuda soberana de nueve países europeos, entre ellos España, al que ha recortado su rating dos escalones, pasando de 'A1' a 'A3' con perspectiva negativa. De esta forma el Tesoro se ha quedado en la parte alta del rango, ya que quería aprovechar la buena acogida de la deuda a corto plazo para adjudicar entre 4.500 y 5.500 millones de euros. La demanda, por su parte, ha vuelto a ser alta y ha superado los 13.500 millones.

En concreto, el Tesoro ha colocado 2.943,19 millones en letras a 12 meses de los 6.680,15 solicitados por los inversores. En este caso, el tipo medio ha pasado del 2,049% registrado en la anterior subasta al 1,899% actual. El tipo marginal, por su parte, ha pasado del 2,150% de enero al 1,949%.De la misma forma, el organismo ha colocado 2.500 millones en letras a 18 meses de los 7.205,63 pedidos por el mercado. El tipo medio de este papel se ha moderado desde el 2,399% al 2,308%, mientras que el marginal ha pasado del 2,490% al 2,395%.

La última subasta de letras a 12 y 18 meses tuvo lugar el pasado 17 el enero. Entonces, el Tesoro logró cerrar con éxito el test al colocar 4.880 millones de euros a tipos más bajos que en la anterior subasta (entre el 2% y el 2,5%).

IGNORA A LAS AGENCIAS Y VALORA LAS REFORMAS

Y es que las últimas subastas han dejado entrever que los inversores están dando más crédito al programa reformista del Gobierno que a las malas noticias procedentes de las agencias de rating, después de que Moody's se haya sumado a la decisión de Standard & Poor's de rebajar el rating a España. Así, en la última subasta, celebrada el pasado 2 de febrero, una vez aprobada la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el Tesoro Público mantuvo la buena racha de las últimas emisiones al colocar 4.560,18 millones en bonos y obligaciones, el máximo previsto, a tipos más moderados.

En esta ocasión, la subasta demuestra la buena acogida entre los inversores de las últimas reformas, puesto que es la primera vez que el organismo se somete a los mercados después de que el Gobierno haya presentado y aprobado la reforma del sistema financiero y la del mercado laboral.

EXITO EN TODAS LAS SUBASTAS

De hecho, el Tesoro ha conseguido cerrar con éxito todas las subastas del año e incluso ha superado los objetivos de emisión en muchas de ellas. Además, ha rebajado el precio de las letras y bonos en las últimas ocho emisiones. El Tesoro ha emitido ya más de 29.000 millones de euros en lo que va de 2012, lo que supone más del 34% de los 86.000 millones de euros brutos que espera colocar en deuda a medio y largo plazo a lo largo de 2012. La emisión neta se situará en 36.000 millones de euros, frente a los 48.600 millones de euros de 2011.

OTRA SUBASTA EL JUEVES

El jueves el Tesoro volverá a los mercados para subastar bonos del Estado con cupón 4,00% y vencimiento a 30 de julio de 2015. Asimismo, se emitirán obligaciones con cupón 4,40% y vencimiento a 31 de enero de 2015 y obligaciones a cinco años con cupón 4,30% y vencimiento a 31 de octubre de 2019. Para esta subasta, los objetivos se sitúan en una horquilla de entre 3.000 y 4.000 millones de euros. De esta forma, el organismo espera captar entre 7.500 y 9.500 millones de euros a lo largo de la semana.

MOODYS REBAJA LA NOTA A NUEVE PAÍSES DE LA UE Y LE QUITA DOS ESCALONES A ESPAÑA

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado la nota de la deuda soberana de nueve países europeos, entre ellos España, al que quita dos escalones, pasando de 'A1' a 'A3' con perspectiva negativa. En cuanto al resto de países, destacan las rebajas de Italia (de 'A2' a 'A3') y Portugal (de 'Ba2' a 'Ba3'). Por su parte, Francia mantiene la 'Aaa' pero ahora con perspectiva negativa, al igual que Reino Unido y Austria.

Así, España sufre la rebaja más fuerte, puesto que la calificación del resto de los países es de un solo escalón. No obstante, la calidad de la deuda es "buena" o "media-alta", con una sensibilidad "moderada" en un contexto "adverso".Malta, que también tenía de nota 'A3', desciende a 'A2', mientras que Eslovaquia y Eslovenia, cuyas calificaciones se mantenían en el 'A2', descienden hasta 'A1', en el mismo escalón que España.

Cabe resaltar que Moody's ha situado la calificación de todas las deudas rebajadas con perspectiva negativa, lo cual vaticina futuras depreciaciones de la nota. De esta forma, las deudas de Francia, Reino Unido y Austria continúan siendo valores seguros, de "calidad extrema" y de "mínima sensibilidad" en un entorno adverso. La valoración de la deuda de Italia y Malta se asemeja a la española, si bien la calidad de la deuda de Portugal persiste en la categoría inferior a las anteriores, "aceptable" o "media" con "cierta sensibilidad" en un contexto "adverso".

Montoro considera "paradójica" y "contradictoria" la rebaja de Moody's

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, considera "paradójica" y "contradictoria" la rebaja aplicada a la deuda española por las firmas de calificación, que "por un lado valoran positivamente las reformas y después determinan con su criterio lo contrario", como ha hecho Moody's. En una entrevista en la emisora de radio Onda Cero, aseguró que las agencia de calificación han aplaudido las reformas que ha llevado a cabo el Gobierno español, por lo que resulta "paradójica" la decisión de Moody's de revisar a la baja la solvencia española.

Montoro explicó en la entrevista que en ocasiones estas firmas adoptan decisiones "contradictorias", como ocurrió en 2002, cuando España logró anular completamente la prima de riesgo con Alemania, y sin embargo no se le concedió en ese momento la AAA, la máxima calificación de solvencia.