Standard & Poor's y Fitch rebajan la calificación a la gran banca española

Standard & Poors y Casa Blanca enzarzadas en disputa por rebaja de deuda EEUU
Standard & Poors |Telemadrid

La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's cifró hoy entre 296.000 y 313.000 millones los activos problemáticos -activos inmobiliarios adquiridos y adjudicados, depreciaciones acumuladas y créditos morosos- que ha generado el sector financiero español durante la recesión.

Además, la agencia degrado hoy la calificación de riesgo económico del sistema bancario español, que pasa del nivel 3 al 4, en una escala que va desde el grupo 1 (más fuerte) al 10 (más débil).

En un comunicado, la agencia sitúa la fortaleza del sistema bancario español en la misma categoría que otros países como La República Checa, Israel, Corea, México y la República Eslovaca.

Esta rebaja refleja, según dijo la agencia, "principalmente" los riesgos económicos crecientes a los que se enfrenta España y el impacto que pueden tener en el sistema bancario español.

Standard & Poor's ha rebajado la calificación crediticia a 10 entidades financieras españolas, entre ellas Banco Santander y BBVA, y ha empeorado la perspectiva de otras cuatro, debido al riesgo económico de España, informó la agencia.

En concreto, S&P señala que esta revisión en la calidad crediticia de la banca española esta motivada por la rebaja en la nota al sistema financiero español desde el grupo '3' al grupo '4' dentro de su escala del uno al diez que mide la fortaleza del sector financiero en función del riesgo país, 'Bicra' por sus siglas en inglés (Banking Industry Country Risk Assessment).

En el caso de Banco Santander y BBVA, la agencia de calificación ha recortado su rating en un escalón, situándolo en ambos casos en 'AA-' desde 'AA'. Junto a las dos principales entidades financieras españolas, S&P ha rebajado el rating de otras ocho entidades más.

Standard & Poor's indica que la economía de España se enfrenta a riesgos en su perspectiva de crecimiento a corto plazo, y que su actividad del mercado inmobiliario sigue "deprimida" y la turbulencia en los mercados de capital ha aumentado.

Así, subraya que, en su opinión, la corrección de los desequilibrios en España va a seguir afectando negativamente a los perfiles financieros de los bancos españoles en los próximos 15-18 meses.

Además, la agencia señala que la perspectiva 'negativa' en las calificaciones de las entidades financieras refleja la posibilidad de que podría rebajar el rating aún más a algunos bancos si la economía se deteriora más de sus previsiones.

En concreto, la agencia ha rebajado desde 'AA' a 'AA-', con perspectiva negativa, la calificación de Banco Santander, así como de sus entidades subsidiarias Banesto, Santander Consumer y Santander UK, y la del BBVA.

Asimismo, ha recortado el rating de Ibercaja, desde 'A' a 'A-', con perspectiva 'negativa', y le ha asignado la misma calificación a su recién creada filial bancaria. En esta misma línea, ha decidido rebajar la nota de Bankinter y de Sabadell desde 'A' a 'A-', también con perspectiva 'negativa'.

S&P también ha acordado en el caso de la Kutxa y BBK una rebaja de sus calificaciones desde 'A' a 'A-' y con esta decisión retira la nota de la Kutxa del proceso de revisión para una posible rebaja y lo sitúa simplemente en revisión, en la que ya se encontraba la de la BBK. CAIXABANK Y BANKIA, A PERSPECTIVA 'NEGATIVA'.

Por otra parte, ha mantenido la calificación 'A+' de Caixabank, 'A-' de la Caixa, 'A-' de Bankia y 'BBB-' de Banco Financiero y Ahorros (BFA), pero cambia la perspectiva de sus calificaciones desde 'estable' a 'negativa'.

En el caso del Banco Popular, Standard & Poor's ha decidido situar su actual calificación 'A-' en vigilancia con implicaciones negativas.

Por otro lado, la agencia de calificación también ha recortado desde 'A' a'A-' el 'rating' de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), con perspectiva negativa.

FITCH TAMBIEN REBAJA LA NOTA A LA GRAN BANCA

Asimismo, Fitch Ratings ha decidido rebajar la calificación crediticia a la gran banca española, uniéndose así a Standard & Poor's, que ha rebajado el rating de 10 entidades financieras españolas y empeorado la perspectiva de otras cuatro. En concreto, la agencia de calificación ha rebajado en un escalón los ratings de Banco Santander, Banesto, BBVA, CaixaBank, Banco Popular y Banco Sabadell.

La agencia de calificación crediticia ya había rebajado la pasada semana en dos escalones la nota de solvencia de España, hasta 'AA-' desde 'AA+', con perspectiva 'negativa'. En una nota, Fitch señala que esta decisión responde al hecho de que los bancos generalmente no deberían ser calificados más altos que el país en el que estén domiciliados. Además, subraya que esta rebaja también es consistente con la opinión de que muchos bancos a nivel mundial, y los bancos europeos, en particular, "siguen enfrentándose" a las turbulencias en los mercados.