El Santander ampliará capital en hasta 7.500 millones y reducirá su dividendo

Santander logra beneficio de 2.054 millones  hasta marzo, un 10% más
Santander logra beneficio de 2.054 millones hasta marzo, un 10% más |Telemadrid

El Banco Santander aprobará esta tarde una ampliación de capital de hasta 7.500 millones, el 9,9% de su tamaño actual, a través de una colocación acelerada y dará luz verde a una nueva política de dividendo en la que se promueve el pago en efectivo aunque la retribución se reduce a unos 0,20 euros.

La entidad ha comunicado a la CNMV estas noticias después de que el organismo suspendiera cautelarmente su cotización poco antes de las 14h al "concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo" de las operaciones sobre el valor.

De este modo, el dividendo de 0,60 euros se reducirá un 66% hasta unos 0,20 euros a pagar en cuatro ocasiones, si bien el accionista obtendrá en efectivo unos 0,15 euros, pues en tres ocasiones cobrará 5 céntimos. Sólo en uno de los pagos, el banco dará la opción de recibir nuevas acciones, lo que reducirá la práctica de los últimos años en la que el banco recurría con frecuencia a ampliar su capital para repartir nuevos títulos.

El Banco Santander anunció a finales de 2008 su última gran ampliación de capital, de unos 7.190 millones de euros, entonces el 25 % de su tamaño y la tercera mayor de su historia, tras las que tuvo que llevar a cabo para la compra del Abbey y la fusión con el Central Hispano.

BENEFICIO NETO DE 5.800 MILLONES EN 2014

Asimismo, la entidad que preside Ana Patricia Botín ha anunciado hoy que espera un beneficio neto atribuido de aproximadamente 5.800 millones de euros en 2014, lo que supone un incremento ligeramente superior al 30 % sobre el registrado en 2013, cuando fue de 4.370 millones.

El Santander ha dado a conocer estas cifras en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el mismo día en el que su consejo de administración, en reunión extraordinaria, ha aprobado una ampliación de capital de 7.500 millones de euros, y un cambio en su política de dividendos, en la que se promueve el pago en efectivo aunque la retribución se reduce a unos 0,20 euros.

Respecto a sus cuentas, el Santander ha explicado que sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, el beneficio se incrementaría en algo más del 40 % en 2014.

De la misma manera, la entidad estima que sus ingresos aumentarán aproximadamente un 6 % respecto a los del ejercicio 2013, impulsados por el margen de intereses y las comisiones, que espera crezcan aproximadamente un 8 % y un 6 %, respectivamente.

Igualmente, la entidad considera que las dotaciones para insolvencias se reducirán en aproximadamente un 10 %, destacando los casos de Brasil, España, Reino Unido y Portugal, mientras que la tasa de mora del grupo se situará en el 5,2 %, con una cobertura del 68 %.

"Ambas mejorarían por cuarto trimestre consecutivo como consecuencia del buen comportamiento de las entradas en mora, que bajan a prácticamente la mitad sobre las acumuladas a diciembre de 2013", ha añadido el banco.

El Santander también prevé un alza de los costes en aproximadamente un 3 %, aunque estarían "claramente por debajo de la inflación media de los principales mercados del grupo, lo que reflejaría las sinergias derivadas de las integraciones realizadas y la aplicación de los planes de productividad y eficiencia, que son superiores a lo inicialmente previsto".

En cuanto al balance, el banco ha añadido que se ha observado una evolución positiva de los créditos, que crecen en el último trimestre en euros constantes frente a los datos a septiembre en la mayor parte de los mercados, con crecimientos en torno al 3 % en Latinoamérica, mientras que los depósitos permanecen estables.

El grupo financiero cree que su capital de nivel 1 ordinario (CET1) y el capital total regulatorio a 31 de diciembre de 2014 era aproximadamente del 11 % y del 12 %, respectivamente.