Rajoy avanza que España tendrá saldo positivo con la Unión Europea del 0,20% de su PIB

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha expresado hoy su satisfacción por el acuerdo logrado sobre el próximo presupuesto de la UE, que permitirá a España tener un saldo positivo con la Europa comunitaria del 0,20 por ciento del PIB.

Rajoy ha valorado en una rueda de prensa el acuerdo logrado por el Consejo Europeo sobre los presupuestos comunitarios para el periodo 2014-2020.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que el acuerdo supone un espaldarazo a las políticas económicas que están llevando a cabo países como España.

ESPAÑA SE MANTENDRÁ COMO RECEPTORA NETA DE AYUDAS

España sale satisfecha de las negociaciones porque considera que se mantendrá como receptora neto de ayudas europeas durante los próximos siete años. Ello mejora incluso las expectativas del Gobierno de Mariano Rajoy, que esperaba convertirse en contribuyente neto durante el periodo 2014-2020.

El compromiso final aumenta las ayudas para España en un total de 1.500 millones de euros respecto a la anterior propuesta, según han explicado fuentes de Moncloa.

Por un lado, se recorta en 1.000 millones de euros el cheque específico para las regiones, de 2.800 millones a 1.800 millones. Pero este descenso se compensa, en primer lugar, con el nuevo fondo de 3.000 millones para combatir el paro juvenil -del que España espera recibir unos 925 millones de euros- y por otro por el mayor peso del factor desempleo a la hora de repartir el desempleo (otros 900 millones).

Además, España recibirá una asignación extra de 500 millones de euros para desarrollo rural. Precisamente, el Gobierno se había quejado de las ayudas agrícolas adjudicadas hasta ahora por considerarlas insuficientes.

Andalucía, Galicia y Castilla-La Mancha mantendrán como mínimo el 60% de las ayudas que reciben en el actual periodo, mientras que para Ceuta y Melilla hay una asignación de 50 millones y Canarias recibirá subvenciones específicas por su condición de región ultraperiférica.

Aparte del aumento de las ayudas europeas, España se beneficiará también de una disminución total de 3.500 millones de euros en su aportación al presupuesto de la UE. Ello se debe a los recortes aplicados al marco financiero; a que los ajustes afectan sobre todo a las políticas que menos benefician a España, como el I+D; y a que se disminuyen los cheques a los contribuyentes netos, excepto el británico.

El siguiente paso será la negociación con la Eurocámara, que debe ratificar las cuentas. Su presidente, Martin Schulz, ya avisó este jueves de que no aprobaría unas cuentas con tan gran desfase entre compromisos y pagos por considerar que provocaría un fuerte déficit.

MERKEL: "EL ACUERDO ES SOLIDARIO, JUSTO Y SE CENTRA EN CRECIMIENTO Y EMPLEO"

La canciller de Alemania, Angela Merkel, consideró que el acuerdo alcanzado hoy sobre el presupuesto de la UE para 2014-2020 es "bueno", porque es solidario y justo y combina el impulso al crecimiento, el empleo y la competitividad con la consolidación fiscal.

"El resultado es bueno porque se centra en tres ejes: más crecimiento, competitividad, empleo, es decir invierte en el futuro. Los techos de compromisos y pagos se ajustan a los esfuerzos de consolidación y es justo para los contribuyentes netos", dijo Merkel al término de la cumbre europea.

HOLLANDE CREE QUE SON LOS PRESUPUESTOS MÁS AMBICIOSOS QUE PODÍAN LOGRARSE

El presidente de Francia, François Hollande, defendió hoy el compromiso presupuestario logrado por los Gobiernos de la Unión Europea (UE) y aseguró que es el más ambicioso que podía lograrse, dadas las demandas de austeridad de un buen número de países.

"El acuerdo es un buen compromiso en las circunstancias en las que estamos", aseguró Hollande en una rueda de prensa al término del Consejo Europeo celebrado en Bruselas.

Para el presidente francés, el pacto supone un equilibrio aceptable entre su postura y la defendida, en el otro extremo, por el primer ministro británico, David Cameron.

CAMERON CONSIDERA UN TRIUNFO LA REBAJA DE "LA TARJETA DE CRÉDITO" DE LA UE

El primer ministro británico, David Cameron, se declaró hoy satisfecho con la rebaja del presupuesto de la Unión Europea (UE) para los próximos siete años, y destacó que el nuevo límite de la "tarjeta de crédito" comunitaria ayudará a emplear mejor los fondos.

"El límite de la tarjeta de crédito de la UE era demasiado alto. Hemos puesto el límite más bajo y de forma que el futuro gasto se haga de manera más adecuada", dijo Cameron durante una conferencia de prensa al término del Consejo Europeo que aprobó el presupuesto para el periodo entre 2014 y 2020.

VAN ROMPUY DEFIENDE QUE ERA EL ÚNICO ACUERDO POSIBLE

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dijo hoy que el acuerdo logrado por los líderes de los Veintisiete sobre el presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020 es "modesto", pero "el único posible".

El máximo responsable del Consejo de la UE afirmó en una conferencia de prensa al término de la cumbre que el pacto alcanzado es "equilibrado" y está "orientado al crecimiento".

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, incidió por su parte en la misma idea, al apuntar que el Ejecutivo comunitario hubiera preferido un presupuesto "más ambicioso", pero que lo acordado es "la mayor cifra posible para lograr la unanimidad" entre los Estados miembros.

MARATONIANAS NEGOCIACIONES

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han logrado este viernes, tras 25 horas de negociaciones bilaterales y multilaterales, un acuerdo final sobre un presupuesto recortado para 2014-2020, que por primera vez en la historia tendrá una dotación inferior al actualmente vigente.

"¡Conseguido! El Consejo Europeo ha acordado unas perspectivas financieras para el resto de la década. Valía la pena esperar", ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en su cuenta de Twitter.

El acuerdo representa el triunfo de los contribuyentes netos, liderados por Reino Unido y Alemania, que reclamaban más ajustes en línea con la austeridad que Bruselas exige a los Estados miembros.

Y es una derrota para el presidente galo, François Hollande, que defendía un presupuesto ambicioso que favoreciera el crecimiento, y también para el Ejecutivo comunitario, que había propuesto un incremento del 5% respecto al marco financiero vigente.

Finalmente, el techo de gasto para los próximos siete años se sitúa en 960.000 millones de euros, 12.000 millones menos que en la anterior propuesta de Van Rompuy y 34.000 millones menos que en las actuales perspectiva financieras 2007-2013.

Además, el nivel de pagos se reduce hasta 908.000 millones de euros para contentar las reivindicaciones del primer ministro británico, David Cameron, cuya prensa nacional le considera ya el auténtico vencedor de la cumbre.

Cameron ha logrado además conseguir mantener intacto el preciado "cheque británico", que en 2010 ascendió a 4.000 millones de euros. También logran compensaciones financieras otros contribuyentes netos como Dinamarca -que recibe un cheque por primera vez-, Holanda y Suecia.