Pescanova presenta el concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado

Pescanova solicita la declaración  de concurso voluntario de acreedores
Pescanova solicita la declaración de concurso voluntario de acreedores |Telemadrid

Pescanova ha presentado ante el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra la solicitud de concurso voluntario de acreedores, según ha informado la compañía en un comunicado.

Ha precisado que empresa tiene "la firme voluntad" de presentar en el curso del procedimiento "una propuesta de convenio a sus acreedores que posibilite el mantenimiento de la actividad y por, ende, el empleo y la generación de valor".

Pescanova considera que cuenta con "importantes fundamentos" para sostener su actividad empresarial y generación de valor.

Recuerda que su negocio se sustenta "sobre todos los pilares, desde la extracción y el cultivo a la elaboración y distribución" y cuenta "con importantes licencias de pesca, barcos pesqueros, piscifactorías, fábricas de elaboración y tratamiento, logística y medios de distribución, que configuran al grupo como uno de los más importantes del sector a nivel mundial".

UN ACTIVO DE 90 BARCOS

Han subrayado que la empresa y sus filiales integran el primer grupo pesquero a nivel europeo y se encuentra entre los 10 mayores Grupos del sector a nivel internacional.

Entre sus activos, cita una flota de más de 90 barcos, el valor de sus licencias de pesca, más de cincuenta instalaciones de acuicultura, las fábricas de procesamiento de pescado y la penetración de su marca en el mercado.

El Grupo, según remarca, emplea directamente a más de 10.000 personas a nivel mundial y más de 1.500 de ellos en Galicia.

SU PRESIDENTE VENDIÓ ACCIONES

El Presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, ha comunicado hoy a la CNMV que vendió a lo largo de diciembre de 2012, enero y febrero de 2013 "un paquete significativo de sus acciones", que le "generó importantes pérdidas", según afirma en una nota de prensa.

Las sociedades Inverpesca y Sociedad Anónima de Desarrollo y Control vendieron 1.986.196 títulos, con lo que la participación actual de Fernández de Sousa asciende al 7,45% y sigue siendo el mayor accionista, ha añadido la compañía.

En el documento presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Fernández de Sousa insiste en que, "preocupado por la situación de tesorería" del Grupo y "las dificultades que Pescanova tenía para financiarse", decidió "poner su patrimonio a disposición de la compañía para resolver problemas urgentes de liquidez".

En esta idea, añade, dio instrucciones a los administradores de sus sociedades para que el dinero neto resultante de la venta se utilizara de esa manera.

Según el comunicado, "Manuel Fernández de Sousa aportó a la CNMV los documentos que acreditan la entrega a la compañía de estos préstamos a principios de febrero; y esto es muy significativo porque en aquellos momentos, seguía intacta la imagen de Pescanova".

Ha precisado que, incluso el día 26 de febrero, el auditor traslada a la Compañía "su intención de confirmar, sin salvedades, las cuentas anuales del ejercicio 2012" y "el mercado reaccionó al alza cuando Pescanova comunicó las dudas sobre la continuidad del negocio y la posibilidad de acogerse al preconcurso".

Por tanto, "el esfuerzo económico que hacía el presidente tiene sentido solamente desde el compromiso con la compañía", ha insistido.