Pemex y PMI firman los contratos para la construcción de los floteles en Navantia y Barreras

pemex_navantia_barcos
Plataforma petrolífera |Archivo

Representantes de Pemex Exploración y Producción (PEP), filial de Pemex y de otra de sus filiales, PMI, firman este lunes en México los contratos para la construcción de dos floteles en los astilleros de Navantia (Ferrol) y Barreras (Vigo), que deberán estar entregados en julio de 2016.

Los dos buques fueron adjudicados a PMI (que concurría con los astilleros gallegos) en un proceso que se resolvió, después de varios aplazamientos, el pasado 28 de enero. Según los términos de ese proceso, la adjudicación se hizo por 407 millones de dólares, algo menos de 300 millones de euros, y el plazo de ejecución de los trabajos es de 30 meses.

La contratación de estos floteles tiene dos partes, por un lado, la construcción de los barcos (de lo que se encargan los astilleros gallegos) y, por otro, la prestación de servicios, por un plazo de diez años, de "hospedaje y alimentación" en alta mar, ya que se trata de barcos para alojar a los trabajadores que se dedican al mantenimiento y construcción de infraestructuras en zonas marinas.

La adjudicación se conoció tras sucesivos retrasos en la fecha para hacer público el fallo, que inicialmente estaba previsto para septiembre de 2013, se aplazó a noviembre y, posteriormente, al 6 de diciembre, para volver a cambiar la fecha y fijarla en el 30 de diciembre. No obstante, la empresa justificó un nuevo retraso, hasta el 28 de enero de 2014, por la "imposibilidad" de emitir "en tiempo y forma" la resolución.

EN VIGO

En el caso de Vigo, responsables de Barreras (que está participada en un 51 por ciento por Pemex) han confirmado que los trabajos previos para el montaje del flotel ya se han iniciado, con labores técnicas, de acopio y homologación de acero, etc.

En cualquier caso, algunas fuentes han precisado que no será hasta dentro de un par de meses cuando se pueda apreciar la parte visible de la construcción en la grada de Beiramar. El flotel tendrá 131 metros de eslora y capacidad para albergar hasta 700 personas.

La directiva del astillero, según anunciaron el pasado 7 de febrero sus portavoces, "está empezando a estudiar" la posibilidad de que este barco se acoja al nuevo sistema de bonificaciones 'tax lease'. De hecho, el propio portavoz de Pemex, Carlos Roa, avanzó entonces que ese sistema "parece que va a funcionar" y podría ayudar a la petrolera a "ahorrarse unos centavos".

Según el comité de empresa de Barreras, sólo la construcción del flotel implicará trabajo para entre 500 y 600 personas en los momentos de máxima actividad. Además, el astillero vigués ya ha confirmado otros cinco encargos cerrados o a punto de cerrarse (un atunero para la mexicana Procesa, un offshore multipropósito y tres buques tanque), además de la posibilidad de optar a otros tres barcos de los denominados 'estimuladores' de pozos de petróleo.

EN FERROL

Los comités de empresa de Navantia Ferrol y Fene han cifrado en 282 los trabajadores que tendrá ocupación en la construcción del flotel de Pemex, lo que no permitirá cubrir las necesidades de carga de trabajo de una plantilla que asciende a 2.300 personas de forma directa y que contaba hace dos años con otros 3.600 operarios de empresas auxiliares.

Los portavoces de los comités de Ferrol y Fene insistieron en sus críticas al anuncio político de la construcción de los floteles para Pemex. Jorge Prieto -Navantia Fene- afirmó que en torno a estos buques se "mintió descaradamente" porque se afirmó desde la Xunta y el PP que existía un contrato en septiembre de 2012, pese a que las empresas tuvieron que acudir a un concurso público.

Por su parte, Ignacio Naveiras, portavoz del comité de Navantia Ferrol, incidió en que si "siempre hubo esos contratos, que expliquen qué es lo que están firmando hoy, lo de septiembre de 2012 fue solo humo".

En esta línea, acusó al Partido Popular de haber aprovechado "cada uno de los aplazamientos que se han producido" para "volver a vender esto como cuando reinauguran un pabellón o una carretera". El flotel para Pemex se construirá exclusivamente en el astillero de Ferrol, después de que la dirección de la empresa haya comunicado que excluye del proceso al de Fene, pese a que el trabajo se había preparado de forma conjunta.