El PIB continuó cayendo en el cuarto trimestre por la contracción del consumo

El Banco de España obliga a las entidades  a eliminar “la letra pequeña” de los contratos
El Banco de España obliga a las entidades a eliminar “la letra pequeña” de los contratos |Telemadrid

La economía española continuó cayendo en el último trimestre del año por la contracción de la demanda interna, según indica el Banco de España en su boletín económico del mes de diciembre, en el que señala que los indicadores de consumo privado muestran en general una "tónica contractiva".

En cuanto a la inversión en construcción, el instituto emisor afirma que la información referente al cuarto trimestre apunta a una prolongación del periodo de contracción de la actividad en el sector, mientras que constata una moderación del dinamismo mostrado por el turismo en la parte central del año.

Respecto a la evolución del déficit público, el Banco de España indica que en el cuarto trimestre de 2012 se concentra una "parte significativa" del impacto de las medidas presupuestarias aprobadas durante el ejercicio, como la subida del IVA y del Impuesto sobre Sociedades, así como la eliminación de la paga extra de diciembre de los empleados públicos.

Además, apunta que la decisión del Gobierno de suspender en este ejercicio el ajuste de las pensiones por la desviación de la inflación de noviembre frente al aumento inicialmente previsto en los Presupuestos contribuirá a moderar el crecimiento de las prestaciones sociales en la parte final del año.

Por ello, asegura que el Estado acumuló hasta noviembre un déficit en términos de caja de 28.000 millones de euros, sensiblemente menor que el registrado un año antes, tendencia que, según el instituto emisor, debería "acelerarse" en diciembre.

Además, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente se situó en los 14.909,9 millones de euros en los diez primeros meses del año, lo que represeta un descenso del 52,9% respecto a los 31.659,3 millones registrados en el mismo período 2011, informó este viernes el Banco de España.

LAS SALIDAS DE CAPITALES DE ESPAÑA SUMAN YA 211.075,4 MILLONES HASTA OCTUBRE

La salida neta de capitales, excluido el Banco de España, se situó en 211.075,4 millones de euros en los primeros diez meses del año, cuantía "muy superior" a las registradas entre enero y octubre de 2011, cuando fue de 23.703,3 millones, según datos de la balanza de pagos publicados este viernes por el organismo que gobierna Luis Linde.

Estos datos reflejan que es el segundo mes consecutivo en el que se moderan las salidas netas de capitales en términos mensuales, ya que hasta septiembre, las salidas fueron de 216.174,8 millones y, hasta agosto de 247.172, 7 millones.

En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior disminuyeron en 215.522,4 millones de euros (52.699,4 millones en el mismo período de 2011). Dicho descenso se concentró fundamentalmente en los activos netos del Banco de España frente al Eurosistema, que se redujeron en 205.458,0 millones de euros (57.565,1 millones en el mismo período de 2011). También descendieron los otros activos netos del Banco de España (en 12.281,0 millones de euros, frente al aumento de 1.692,1 en los diez primeros meses de 2011). Por su parte, las reservas aumentaron en 2.216,5 millones de euros (3.173,6 millones en el mismo período del año anterior).

Desde el Banco de España apuntaron que este comportamiento reflejó que las entradas de las inversiones de cartera de España en el exterior (esto es, desinversiones), por valor de 22.327,4 millones de euros (28.865,0 en el mismo período de 2011) fueron inferiores a las salidas de las inversones de cartera del exterior en España (83.100,3 millones de euros, frente a 46.154,5 millones durante el mismo período del año anterior).

LA PRIMA DE RIESGO RETORNA A LOS 400 PUNTOS BÁSICOS

La prima de riesgo de España, que mide el grado de confianza de los inversores en la deuda soberana, se situó hoy de nuevo en el nivel psicológico de los 400 puntos básicos después de permanecer once días por debajo.

Esto ocurría porque el interés del bono alemán a diez años, cuyo diferencial con el español del mismo plazo marca la prima de riesgo, bajó al 1,295 %, desde el 1,321 % que marcó a primera hora.

Por su parte, el bono español a diez años situó su rendimiento en el 5,243 %, muy cerca del 5,241 % con que empezó la sesión.