Nuevo mínimo anual (6.250 puntos) en la bolsa tras caer el 2,34%

La bolsa española ha perdido hoy el 2,34 por ciento por la caída del sector financiero y ha registrado un nuevo mínimo anual cerca de 6.250 puntos, con lo que continúa en niveles similares a los de mayo de 2003. Con la prima de riesgo en 505 puntos básicos, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha caído 149,50 puntos, el 2,34 por ciento, hasta 6.251,70 puntos, nuevo mínimo anual. Las pérdidas acumuladas este año se elevan al 27,02 por ciento. La prima de riesgo baja a 509 puntos al cierre tras anotar un nuevo máximo.

En Europa, los principales mercados subieron: París, el 1,37 por ciento; Fráncfort, el 1,16 por ciento; Londres, el 0,65 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,58 por ciento, y Milán, el 0,38 por ciento.

Todos los grandes valores bajaron: Repsol, el 7,17 por ciento por la reducción del porcentaje del beneficio destinado a dividendo para el próximo quinquenio, en tanto que Iberdrola cedió el 3,34 por ciento; Telefónica, el 2,91 por ciento; BBVA, el 2,62 por ciento, y Banco Santander, el 2,43 por ciento.

Bankia volvió a liderar las pérdidas del IBEX con un descenso del 16,25 por ciento, seguida de Repsol y del Banco Sabadell, que bajó el 4,29 por ciento, en tanto que Mediaset perdió el 4,27 por ciento, lo mismo que Bankinter.

Otra sesión más sólo subieron seis compañías del IBEX, con ArcelorMittal a la cabeza al avanzar el 3,76 por ciento por una recomendación de una firma de inversión, en tanto que IAG ganó el 3,68 por ciento, y Acciona, el 0,41 por ciento.

Los derechos de la ampliación de Almirall cambiaron de puesto en esta jornada y lideraron las pérdidas con un retroceso del 25,71 por ciento, en tanto que San José comandó las ganancias al subir el 5,29 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.392 millones de euros, de los que 800 fueron intermediados por inversores institucionales.

LA PRIMA DE RIESGO ESPAÑOLA CIERRA EN LOS 509 PUNTOS

La prima de riesgo española -que mide el diferencial entre la rentabilidad de los bonos alemanes y los nacionales- se ha relajado hasta 509 puntos básicos al cierre, tras haber anotado un nuevo máximo histórico durante la sesión. El riesgo país ha terminado la jornada dos puntos básicos por debajo de la víspera, a pesar de que durante la sesión llegó a anotar un nuevo máximo histórico desde la entrada de España en el euro, al alcanzar 515,7 puntos.

Los bonos españoles a diez años cerraban al 6,45 % de interés, por debajo del 6,47 % de ayer.

La incertidumbre domina los mercados desde hace varias semanas, debido al temor a que Grecia abandone el euro si los partidos opuestos a las medidas de ajuste exigidas por el rescate vencen en las elecciones del próximo 17 de junio.

A esto hay que añadir que el Banco Central Europeo (BCE) lleva once semanas sin comprar deuda soberana y que el euro cotiza desde hace días por debajo de 1,26 dólares.

Para resolver esta situación de crisis, el vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, ha defendido hoy que el BCE adquiera más poder, al estilo de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, al tiempo que confía en que el trabajo del Gobierno español permitirá salir de la crisis sin ayuda.

Las dudas sobre la situación económica en España, y en especial de su sistema bancario, han aumentado en las últimas semanas tras la intervención de Bankia, la aprobación de la nueva reforma financiera y las rebajas de la calificación crediticia por parte de la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's.

La Comisión Europea ha considerado hoy "comprensibles" las reacciones de los mercados y la subida de la prima de riesgo de España tras darse a conocer la situación de Bankia y ha pedido "esfuerzos" para "esclarecer" la realidad de todo el sector bancario español.

Las primas de riesgo italiana e irlandesa también subieron hoy y alcanzaron 441 y 603 puntos básicos respectivamente, mientras que el riesgo país portugués cayó a 1.066 puntos.