Montoro quiere rebajar el IRPF a contribuyentes "con cierta edad" a modo de "prima fiscal"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegura que habrá presupuestos para 2018. Cristobal Montoro no ha dado detalles sobre qué apoyos tiene el Gobierno para sacarlos adelante lo que sí ha confirmado es que contemplarán una nueva rebaja en el IRPF.

El Ministerio de Hacienda y Función pública está dispuesto a ir más allá en la bajada del IRPF pactada con Ciudadanos para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, que contempla una bajada para los salarios brutos inferiores a 18.000 euros anuales y otras bonificaciones y deducciones de cuota para determinados colectivos, según informaron fuentes del departamento de Cristóbal Montoro.

La bajada de este impuesto prevista para los Presupuestos de 2018, pendientes de que el Gobierno recabe los apoyos suficientes para su aprobación y tramitación parlamentaria, fue pactada por el Ejecutivo con la formación de Albert Rivera el pasado mes de julio.

En concreto, la bajada prevista era de unos 2.000 millones para las rentas más bajas, que se acompañaría de un aumento de determinadas deducciones de la cuota y bonificaciones, lo que beneficiaría a más de 2,5 millones de contribuyentes.

Montoro aclaró que la bajada de este gravamen iría destinada a los salarios brutos inferiores a 18.000 euros anuales, y que se utilizarán las deducciones de la cuota para acometer rebajas específicamente dirigidas a personas con discapacidad, ya que algunos grupos de contribuyentes "no están suficientemente atendidos", así como para mejorar la natalidad con deducciones de la cuota para madres trabajadores y atención a mayores. En este último grupo, se dará luz verde a deducciones para dependencia, dirigida a los contribuyentes que tienen a su cargo a personas mayores.

No obstante, Hacienda estaría dispuesta a ir más allá del acuerdo suscrito con Ciudadanos y ampliar la rebaja del IRPF, según fuentes del departamento de Cristóbal Montoro.

Durante la inauguración de las Jornadas Tributarias 'Asesores Fiscales: Transformar para Innovar', organizado por el REAF-REGAF del Consejo General de Economistas (CGE), Montoro ha destacado que la bajada del IRPF aprobada en 2015 alcanzó los 9.000 millones, frente a los 3.000 millones que se bajó en 2003.

Montoro ha asegurado que se seguirá bajando el IRPF cuando se aprueben los Presupuestos Generales de 2018 para las rentas medidas bajas, centrando la bajada en ese "muy numeroso" segmento de contribuyentes, lo que estimulará el crecimiento "haciéndolo más inclusivo".

BAJADA DEL IRPF A CONTRIBUYENTES "CON CIERTA EDAD"

En concreto, ha precisado que se introducirán deducciones de la cuota para familias con personas con discapacidad a su cargo y "en otras circunstancias a contribuyentes con cierta edad y que por lo tanto hay que reconocerles", a modo de "prima fiscal".

Durante su comparecencia, Montoro ha señalado que los principios básicos de la política tributaria deben pasar por la suficiencia, el desapalancamiento y conseguir un sistema equitativo para garantizar la igualdad entre los contribuyentes.

EL DÉFICIT DEL 2017 CERRARÁ EN EL 3,1%

Montoro ha aclarado que la cifra prevista de déficit público para este año es del 3,1% del PIB, en línea con el objetivo comprometido con Bruselas, y ha avanzado que la recaudación cerrará este año en una cifra "muy parecida" a la del año 2007, antes del inicio de la crisis.

Montoro ha destacado que esa reducción del déficit público "está bien", al suponer una bajada de una tercera parte desde el déficit público del 9,3% del PIB que había en 2011, y ha destacado que la reducción del déficit se hace a un ritmo similar a la anterior etapa de Gobierno del PP, con una bajada media anual de un punto del PIB, si bien la etapa actual arrancó con recesión. "Nos conviene llegar sin déficit a 2020 porque además de salir del procedimiento de déficit excesivo, financiamos mejor el país, la recuperación y contribuimos a reducir nivel de deuda externa frente la resto del mundo", ha destacado Montoro.

RECAUDACIÓN EN NIVELES DE 2007

Además, ha avanzado que este año España cerrará en términos de ingresos presupuestarios en una cifra "muy parecida a la de 2007, de forma que la recaudación volverá a un nivel similar al que tenía "en la puerta de la crisis", al tiempo que se ha conseguido ya recuperar el nivel de renta que había hace una década, por lo que solo falta recuperar los empleos anteriores a la crisis, lo que se conseguirá en 2020.

El titular de Hacienda ha afirmado que este año España va a crecer "con toda seguridad" un 3,1% y será el tercer año consecutivo por encima del 3%, lo que en términos de creación de empleo a través de la afiliación a la Seguridad Social significa que se crearán 600.000 nuevos ocupados anuales. En este sentido, ha señalado que "el problema de España se llama paro", que es "la causa de todos los males, de la desigualdad y de la confrontación política", si bien ha valorado que el crecimiento se produce con una "gran novedad económica" al registrarse un saldo de la balanza por cuenta corriente del 2% del PIB.

Montoro ha destacado que se ha reducido el gasto total de las administraciones públicas en más de 15.000 millones (1,5 puntos del PIB) desde 2011, lo que ha sido "compatible" con una subida de 14.000 millones de gasto social, si bien ha defendido la importancia de "recaudar" para conseguir "mejorar y hacer más eficientes" los servicios públicos. "Tenemos que recaudar, la recaudación sirve para financiar y poder bajar el déficit público", ha apostillado.

Por impuestos, en el de Sociedades ha defendido que las actuaciones en los últimos años en este gravamen han ayudado "mucho" al desapalancamiento empresarial, y ha asegurado que el actual impuesto es "el mejor que se ha tenido nunca en la historia de la fiscalidad española", ya que no había presentado antes un tipo del 25%, con una bajada acumulada de 3.000 millones.