Montero confirma la subida de impuesto al diesel y del IRPF a las rentas del ahorro

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado hoy que la subida del impuesto al diesel que contempla el Gobierno va a significar un gasto adicional de unos 3,3 euros mensuales para el consumidor que haga unos 15.000 kilómetros anuales y tenga un vehículo con una antigüedad media.

En declaraciones a RNE, la ministra ha explicado que la subida va a ser de 38 euros por cada mil litros de combustible, al tiempo que ha insistido en que el incremento de precio del diesel no afectará a los profesionales del transporte.

Aseguró que la subida del impuesto al diesel "no busca un afán recaudatorio sino disuasorio" y que la subida "prácticamente no se va a notar en el conjunto de los bolsillos". "Espero que no tenga una repercusión importante en el bolsillo del consumidor (...) va a ser su granito de arena para que nuestros nietos puedan disfrutar de un planeta verde", ha añadido.

IRPF Y RENTAS DEL AHORRO

En cuanto al IRPF, Montero no quiso detallar "la letra pequeña" hasta que no se cierre todo el acuerdo con Unidos Podemos en lo relacionado con los impuestos, pero expresó su creencia de que el nuevo tramo se aplicará a partir de los 140.000 euros.

Además, la ministra también afirmó que se subirá la tributación del IRPF a las rentas del ahorro, a las que ella, según indicó, prefiere denominar "rentas del capital", aunque no entró en detalles sobre cómo se modificará dicha tributación.

SOCIEDADES

En lo que respecta al impuesto de Sociedades, la titular de Hacienda recordó que este tributo recauda la mitad que antes de la crisis a pesar de que los beneficios de las empresas han recuperado los niveles de esos años por lo que volvió a indicar que establecerá un tipo mínimo obligatorio del 15% sobre la base imponible de las compañías "para corregir el desequilibrio" existente.

Sobre este punto, además, preguntada por la posibilidad de rebajar dos puntos el impuesto de Sociedades a las pymes, del 25% a un 23%, la ministra afirmó que sería "razonable".

Por otra parte, ante la pregunta de si el Gobierno ha renunciado al impuesto a la banca prometido cuando el PSOE estaba en la oposición y a la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, la ministra subrayó que el sector financiera se verá afectado por el impuesto a las transacciones financieras y el de sociedades. Así, aseguró que "la banca va a tener que hacer un esfuerzo adicional más allá de que la figura impositiva se llame impuesto a la banca, a las transacciones financieras o reforma del impuesto de sociedades".

En cuanto a las críticas del presidente del BBVA, Francisco González, sobre la subida de impuestos y el aumento del gasto ante la ralentización de la economía, Montero expresó su comprensión por dicha reacción ante la subida de la fiscalidad al sector financiero, pero aseguró que la economía española "es robusta y está en proceso expansivo" y que, por tanto, "no hay motivos para la alarma". "Estamos creciendo bien y seguiremos trabajando para estimular el crecimiento", añadió.