El MEDE da luz verde al pago de 1.865 millones para cuatro bancos españoles

bancodeespana470
bancodeespana470 |Archivo

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) dio luz verde al desembolso de 1.865 millones de euros para sanear Liberbank, Caja3, BMN y España-Duero (CEISS), el último pago previsto dentro del programa de asistencia financiera a España.

Esta decisión, adoptada durante una reunión por teleconferencia de los directores del fondo europeo permanente de asistencia financiera, es el último paso formal -pero necesario- para que se haga efectivo el pago de este segundo tramo de la ayuda europea.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) ya dieron su beneplácito al desembolso hace una semana, tras constatar los progresos realizados por el país en la reestructuración del sector bancario.

El dinero llegará a España en nueve días, en concreto el 6 de febrero, e irá destinado íntegramente a los cuatro bancos que necesitaban ayudas públicas pero no fueron nacionalizados, que tendrán que cumplir estrictas condiciones.

BANCOS NO NACIONALIZADOS

De los 1.865 millones de euros destinados a las entidades no nacionalizadas (un tercio de los 6.248 millones detectados en la prueba de resistencia a la banca española), Liberbank requerirá 124 millones de euros, Caja3 407 millones, BMN 730 millones, y CEISS, los otros 604 millones.

El resto de sus necesidades de capital se cubrirá mediante las quitas impuestas a los titulares de acciones y de deuda subordinada y preferentes (más de 2.000 millones de euros), con la venta de activos y otras medidas de gestión (más de 1.000 millones) y la transferencia de activos y préstamos tóxicos al "banco malo" (1.000 millones).

Este desembolso se suma a los 36.968 millones que ya recibió España para sanear las cuatro entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia y CatalunyaCaixa y Banco de Valencia) y a los 2.500 millones de euros destinados a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el conocido como "banco malo".

En total, España ha obtenido en torno a 41.000 millones de euros, cantidad casi un 40 % menor de los 67.000 millones previstos por la consultora Oliver Wyman en el análisis de la banca que realizó a petición del Gobierno español.